¿Predican los arminianos un evangelio suficiente?

Durante la semana de episodios Nº 144  de su programa Ask Pastor John, el Dr. Piper recibió una pregunta por un oyente de nombre Benjamín: “Pastor John, en su “Defensa del calvinismo”, Charles Spurgeon comparte esto:

“No existe el predicar a Cristo crucificado a menos que prediquemos lo que hoy día se llama calvinismo. No creo que podamos predicar el evangelio si no predicamos la justificación por fe, sin obras; no a menos que prediquemos la soberanía de Dios en Su dispensación de la gracia; no a menos que exaltemos el amor elector, que no cambia, eterno e inmutable de Jehovah; tampoco creo que podamos predicar el evangelio, a menos que lo basemos en alguna redención especial y particular de Su pueblo elegido y escogido que Cristo produjo sobre la cruz; no puedo comprender un evangelio que permite que los santos caigan después de ser llamados, y que soporta que los hijos de Dios sean quemados en el fuego de la condenación después de haber creído una vez en Jesús”.

Volviendo con Benjamín: “Ahora, me encanta Spurgeon. Es uno de mis maestros más valorados. Pero parece como si esto, si es verdad, hiciese inefectivo el evangelio que los arminianos predican. ¿Cuál es su opinión? ¿Puede un arminiano predicar el evangelio de forma efectiva: a Cristo y este crucificado?”.

Bien, a mi también me encanta Spurgeon. Y mientras él desarrollaba esos puntos acerca de los fundamentos, las riquezas y las alturas de la verdad del evangelio, yo decía: ¡Amén!

Así pues, ¿puede un arminiano predicar el evangelio de manera efectiva?

Mi respuesta es: Sí puede.

Notemos esto:

  • • Él no preguntó: ¿Puede un arminiano predicar el evangelio en su plenitud?
  • • Él no preguntó: ¿Puede un arminiano predicar el evangelio sin defectos teológicos implícitos o explícitos?
  • • Él no preguntó: ¿Puede un arminiano predicar el evangelio sin tendencias que lleven a la Iglesia en direcciones dañinas?
  • • Él no preguntó: ¿Puede un arminiano predicar el evangelio de la forma que exalta más a Cristo?

Y mi respuesta a todas esas preguntas sería: No, no puede.

Lo que preguntó fue: ¿Puede un arminiano predicar el evangelio de manera efectiva? Y tomando eso entiendo: ¿Puede un arminiano contar suficiente verdad del evangelio de tal forma que Dios esté dispuesto a usarlo para salvar pecadores? Y la respuesta a eso es: Sí.

Ahora, permíteme que diga algo acerca de por qué digo esto, ya que es importante. No tenemos por qué subestimar o sobreestimar estos asuntos. ¿Por qué digo eso? Spurgeon dijo: “No existe el predicar a Cristo crucificado a menos que prediquemos lo que hoy día se llama calvinismo”. Y luego desarrolla algo de lo que el calvinismo significa.

El problema con esta forma de decirlo es que produce un cuadro que no es realista de lo que sucede realmente al predicar. Trata la predicación del evangelio como si fuese algo que está ahí al completo, o no lo está en absoluto. Y cuando lo dice de esta forma, es engañoso, porque, de hecho, los predicadores (arminianos y calvinistas) siempre predican aspectos del evangelio en formas diferentes de decir el evangelio con distintos énfasis sobre el evangelio. Y todos nosotros utilizamos lenguaje al predicar que, al menos algunas veces, no está perfectamente claro en lo que respecta a si las palabras que estamos usando llevan un significado calvinista o arminiano. Puede ir en ambas direcciones, dependiendo de la intención que tengas con las palabras. No siempre especificamos. No podemos. No podemos cualificar tan a menudo.

Así que ya sea que seas calvinista o arminiano, no puedes cualificar cada frase que dices mientras predicas a Cristo para asegurarte de que cada frase lleva un significado distintivamente calvinista o arminiano, lo que significa que las mismas frases bíblicas acerca de la muerte y la resurrección de Jesús pueden ser citadas por ambos predicadores (ya sean calvinistas o arminianos) y Dios puede usar esas frases de la Biblia para salvar a los pecadores, incluso si todas las implicaciones arminianas o calvinistas de esas frases no se hacen explícitas.

Así que aquí está el evangelio. Veamos si un calvinista y un arminiano podría decir lo que estoy a punto de decir. Voy a predicar el evangelio.

Dios es un Dios completamente glorioso, completamente santo, completamente recto, completamente justo, y nos creó para su gloria. Todo el mundo ha pecado al no vivir para la gloria de Dios, prefiriendo otras cosas por encima de Dios, y por tanto, deshonrando a Dios. Y por nuestra naturaleza somos rebeldes y no podemos cambiarnos a nosotros mismos sin ayuda divina. Por tanto, estamos bajo la ira justa y santa de Dios. Todos pereceremos si no podemos ser salvos de su ira.

Pero Dios en su misericordia envió a su propio Hijo al mundo, Jesucristo, para llevar los pecados y soportar la ira de todos aquellos que creen en Él. Solamente la fe nos une a Cristo, de forma que su muerte cuente para nosotros y su justicia pueda ser imputada a nosotros. Todos, por tanto, sin importar cuán terrible sea nuestro trasfondo, sin importar cuál es nuestra etnia, la inteligencia, género, estado socioeconómico, o historial familiar, cualquiera que cree, que simplemente cree, en Jesús, que lo recibe como Salvador, Señor y Tesoro, será salvo y tendrá vida eterna. Así que vuélvete de tus pecados y abandona toda la confianza en ti mismo, y confía en Jesús.

Fin de la presentación del evangelio.

Ahora bien, creo que tanto un arminiano como un calvinista podrían decir cada una de estas palabras que acabo de hablar. Por supuesto, sabemos que en varios puntos de esa presentación del evangelio, nuestras creencias nos llevarán en direcciones diferentes al explicar esas frases, y esas diferencias realmente importan cuando la gente crece en la fe. El calvinismo y el arminianismo no son un asunto indiferente, pero incluso antes de que clarifiquemos esas diferencias, estas afirmaciones del evangelio son verdad, se sostienen, y Dios puede hacerlas efectivas en la boca de tanto calvinistas como arminianos.

Ahora, esta es una afirmación crucial: Lo que la gente que oye el evangelio cree cuando oye estas frases, lo que creen acerca de cómo es Dios, se hará claro conforme sean enseñados en la verdad más profunda y completa. Y si el Dios en el que creyeron, el Dios que se les apareció como glorioso y deseable, acaba no siendo el verdadero Dios y el verdadero Cristo de la Biblia, eso se hará claro conforme la verdad les sea explicada. Y los falsos creyentes serán revelados, y los verdaderos creyentes serán confirmados.

Así que mi respuesta es: Sí, en ese sentido que acabo de intentar explicar, un arminiano puede predicar el evangelio de manera efectiva, a Cristo crucificado.

Encuentra otros episodios recientes y populares de Ask Pastor John (en inglés).


Publicado originalmente en Desiring God. Traducido por Manuel Bento.
Compartir
CARGAR MÁS
Cargando