×
Nota del editor: 

#CoaliciónResponde es una entrada semanal donde los colaboradores de Coalición por el Evangelio dan respuesta a diversas inquietudes. Puedes usar #CoalicionResponde en las redes sociales o escribirnos a [email protected] con tus preguntas.

Pregunta:¿Qué debe hacer una oveja cuando el pastor tiene relaciones sexuales con más de una mujer, o con una joven en la iglesia?

Esto es una situación compleja que se debe de tratar de caminar con calma y mansedumbre. Como en todos los aspectos de la vida, lo primero que una oveja debe hacer ante la posibilidad de esta situación es mirar Las Escrituras a ver qué dicen al respecto. Se debe tratar de no tomar decisiones basadas en rumores o falsas acusaciones:

No admitas acusación contra un anciano, a menos de que haya dos o tres testigos. A los que continúan en pecado, repréndelos en presencia de todos para que los demás tengan temor de pecar”, 1 Timoteo 5:19-20.

Este pasaje afirma claramente los pasos a seguir en caso del pecado de un pastor. El seguir los pasos descritos en este pasaje protege tanto a la congregación como al pastor. por un lado, protege al pastor de falsas acusaciones, y por el otro, protege a la congregación de pastores que se han descalificados debido a su pecado.

Entonces, se debe estar seguro de que el pastor efectivamente pecó de la forma descrita, y que hay testigos (más de uno) de este pecado. Si la acusación es cierta, el próximo paso es presentar este pecado ante la congregación para reprender al pastor. Es importante que antes de dar el segundo paso de la reprensión congregacional, el pastor ya esté arrepentido de su pecado, pues la reprensión es un acto público para comunicar a la congregación que dicho pastor ya no está calificado para ese rol pues ya no cumple los requisitos establecidos en 1 Timoteo 3. Asimismo, la reprensión sirve para que la congregación vea la seriedad del pecado y sus consecuencias. En el caso de un pastor no arrepentido de su pecado, el proceso no sería el de reprensión sino sería completar el proceso descrito en Mateo 18 y en 1 Corintios 5, y disciplinarlo o removerlo de la comunión de los creyentes hasta que se arrepienta.

Si vemos, en 1 Timoteo 5:24-25 Pablo muestra que este proceso debe ser uno que se lleva a cabo con paciencia. Esto aplica tanto en la ordenación como en la reprensión de un pastor.  El pasaje lee así:

“Los pecados de algunos hombres son ya evidentes, yendo delante de ellos al juicio; mas a otros, sus pecados los siguen. De la misma manera, las buenas obras son evidentes, y las que no lo son no se pueden ocultar”.

Pablo está diciendo en esta porción de las Escrituras que cuando alguien camina en pecado, estos pecados tarde o temprano saldrán a relucir. Si lo que existe son rumores o chismes solamente, esto quiere decir que la información divulgada no ha sido confirmada cierta, entonces no debe haber prisa para tomar decisiones drásticas. Algo importante: en el caso que el pecado sea sexo con un menor de edad, se les debe informar a las autoridades en obediencia a Romanos 13 para que responda a las autoridades civiles.

Por ultimo, si la iglesia está informada y confirmada de que efectivamente el pastor ha cometido pecados de adulterio y/o fornicación y ésta decide no reprender o no remover al pastor, entonces en buena conciencia una oveja podría irse a otra iglesia donde se predique y se defienda el evangelio. El permitir que ministros continúen en pecado mientras gobiernan la iglesia es una afrenta contra el evangelio que no debe ser permitida en ninguna congregación.

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando