×

¿Qué significa clamar “Abba, Padre”?

Pocos creyentes negarían la importancia de la oración, pero muchos de nosotros luchamos con cómo orar. ¿Cuál es la forma correcta de dirigirnos a Dios? ¿Cómo llevamos nuestras peticiones a Él, cuando “Todo cuanto el Señor quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos” (Sal. 135:6)?

Algunos “declaran” sus peticiones como si Él ya hubiera respondido o estuviese obligado a hacerlo, como Aladino mandando al genio. Otros, por sensibilidad a la soberanía de Dios, caen en una forma de fatalismo: evitan hacer cualquier petición específica por miedo a pedir en contra de los planes predestinados del Señor.

Estaba considerando este dilema mientras leía la epístola a los Gálatas. Presta atención a lo que dice esta porción:

“Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a Su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la Ley, a fin de que redimiera a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos la adopción de hijos. Y porque ustedes son hijos, Dios ha enviado el Espíritu de Su Hijo a nuestros corazones, clamando: ‘¡Abba! ¡Padre!’ Por tanto, ya no eres siervo, sino hijo; y si hijo, también heredero por medio de Dios”, Gálatas 4:4-6.

Por medio de la obra de Cristo, los creyentes somos adoptados como hijos de Dios. Empezamos a relacionarnos con Dios como nuestro Padre. Pero ¿qué significa la frase “clamando: ¡Abba! ¡Padre!”? ¿Y cómo nos enseña a orar?

El significado de Abba Padre

Recuerdo que, por lo menos un par de veces en mi vida, alguien me dijo que Abba significa “papito” en arameo. Me dijeron que la intención del autor es mostrar que hay una relación muy tierna e íntima entre Dios y nosotros. Sin embargo, no hay evidencia para esa traducción de Abba. Cuando leemos “¡Abba! ¡Padre!” en la Biblia, simplemente se trata de la palabra “padre” en arameo, seguida por la misma palabra en griego.

Es cierto que describir a Dios como Padre es suficiente para resaltar una relación familiar y de amor. Eso puede ayudarnos a meditar en cómo debemos orar. Pero ¿no es curioso que se repita el nombre para padre? ¿No hubiera sido suficiente mencionarlo una vez? Cuando Pablo habla de clamar Abba Padre, ¿qué tiene en mente?

El apóstol solo usa la frase Abba Padre en otro lugar aparte de Gálatas 4. Está en Romanos 8:15: “Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que han recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ‘¡Abba, Padre!’”. La similitud con Gálatas 4:6 es impactante.

Ambos pasajes describen nuestra adopción y el recibimiento de un espíritu de hijo, lo cual resulta en que clamamos “¡Abba! ¡Padre!”. Así que es difícil no creer que Pablo está promoviendo un mismo pensamiento teológico aquí.

Si nosotros vamos a clamar Abba Padre, debemos observar la forma en que Jesús lo hizo

Sin embargo, Gálatas 4 habla con más detalle sobre esto que Romanos 8. No hemos recibido el espíritu de cualquier hijo. Gálatas 4:6 dice que “Dios ha enviado el Espíritu de Su Hijo a nuestros corazones”. Es por medio del Espíritu de Jesús que nosotros también clamamos “¡Abba! ¡Padre!”. Así que para entender mejor qué significa clamar Abba Padre, tenemos que hacernos otra pregunta: ¿Qué significa que Jesús clama Abba Padre?

El clamor del Hijo

Solo hay otro lugar donde Abba Padre aparece en la Biblia. Está en el Evangelio de Marcos. ¿Puedes adivinar quién usa el término Abba Padre allí? Se trata de Jesús en la hora de aflicción y angustia en Getsemaní. “¡Abba, Padre! Para ti todas las cosas son posibles; aparta de mí esta copa, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que tú quieras” (Mr. 14:32-36).

Si Pablo expresa casi el mismo pensamiento en dos lugares diferentes, y ese pensamiento se refiere a una expresión que solo está en un lugar más en la Biblia, esto debe provocar nuestra curiosidad. Pero cuando ese pensamiento en Gálatas y Romanos expresa que recibimos el Espíritu de Jesús que clama Abba Padre, y en Marcos encontramos a Jesús orando así, creo que esto nos revela más sobre la intención de Pablo.

Entonces, ¿por qué Pablo quiere llevarnos al relato de Getsemaní? Porque si nosotros vamos a clamar Abba Padre, debemos observar la forma en que Jesús lo hizo.

Clamar Abba Padre como Jesús

En primer lugar, el Hijo de Dios clamó Abba Padre en Getsemaní reconociendo que su Padre es todopoderoso. “Para Ti todas las cosas son posibles; aparta de mí esta copa” (v. 35). Jesús conocía el plan de salvación pero, aun con ese conocimiento, Él nos modela la libertad que tiene un Hijo de expresar su corazón a su Padre. No vemos fatalismo en su oración. Él sinceramente pidió que el Padre le quitase esta amarga copa de sufrimiento.

Los propósitos eternos del Padre a veces requieren un ‘no’ a nuestros deseos del momento

Segundo, el Hijo de Dios clamó Abba Padre sometiendo su voluntad humildemente a la del Padre. “Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que tú quieras” (v. 36). Jesús estaba afligido y angustiado, hasta el punto de la muerte. Aun así, no demandó nada del Padre. No declaró por fe que su petición ya había sido respondida. Reconoció que los propósitos eternos del Padre a veces requieren un “no” a nuestros deseos del momento.

Entonces, si oramos con el Espíritu de Jesús, ¿que debemos considerar? ¿Qué significa clamar Abba Padre en oración? Significa que tú no eres Aladino y Dios no es el genio. Pero tampoco eres un siervo que debe temer hablar a su amo. Tú eres un hijo, y por medio del sacrificio de nuestro Señor en la cruz, tú puedes clamar Abba Padre. Tú puedes expresar todos tus deseos con toda sinceridad, mientras también sometes la respuesta a ellos en las manos de tu Padre, deseando su voluntad sobre todo porque siempre es lo mejor.

Sí, a veces es difícil saber cómo orar, especialmente en medio de las crisis. Yo sé que quiero que la copa de dificultad sea quitada. Pero también quiero someterme a la voluntad de Dios. ¡Qué bueno es tener un Abba Padre que me ama como a su hijo, y entiende que esos sentimientos pueden existir simultáneamente!

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando