Los hechos: Lo que debes saber sobre Planned Parenthood

Si has estado cerca del Internet en las últimas semanas, sin duda debes haber escuchado algo sobre Planned Parenthood. De hecho, los medios de comunicación en Estados Unidos han estado ardiendo con todo tipo de comentarios sobre el aborto y los derechos de las mujeres. Pero no te dejes engañar por el parloteo gringo: el escándalo actual no es solo un problema para Norteamérica. Lo que está ocurriendo hoy es una tragedia que afecta a todos los seres humanos, y que llama a toda la iglesia a la acción.

¿Por qué tanto escándalo?

Desde sus inicios, la organización de Planned Parenthood ha encontrado oposición de la comunidad cristiana. En su libro Women and the New Race, la fundadora de la organización, Margaret Sanger, escribió: “Lo más misericordioso que una familia grande puede hacer a uno de sus miembros infantiles es matarlo”. Sus comentarios de inmediato la colocaron en conflicto con los creen que estos infantes llevan la imagen de Dios. A través de los años, la conciencia pública en los Estados Unidos hacia el aborto ha cambiado bastante, pero los cristianos mantienen que esta es una práctica que va directamente en contra a los derechos humanos y el diseño de Dios para Su creación. Hoy en día, Planned Parenthood es el proveedor más grande de abortos en los EE.UU., y en un país que aborta casi 3 millones anualmente, esta no es una cifra pequeña.

El gobierno estadounidense es el partidario más grande de Planned Parenthood. Según su informe anual, la organización recibió más de $528,000,000 de ingresos de ciudadanos americanos. El movimiento detrás de #DefundPP ha existido ya por un tiempo. Este hashtag se refiere ampliamente a la lucha para parar la contribución de impuestos estadounidenses a la organización. Más específicamente, #DefundPP se refiere a un proyecto de ley del Senado Nacional de los EE.UU. (S.1881) para cuestionar la contribución de impuestos estadounidenses a la organización en medio del escándalo público de estos días recientes. De haber sido aprobado, el proyecto de ley hubiera redirigido los fondos que recibe Planned Parenthood a otras organizaciones que trabajen por la salud femenina, pero el senado no lo aprobó, con un voto de 53:46. (Se necesitaban 60 votos afirmativos).

Esta legislación nació durante el lanzamiento de una serie de videos en los cuales miembros del Center for Medical Progress (Centro para el progreso médico) conversaron con líderes y empleados de Planned Parenthood, disfrazados como compradores de especímenes para investigación médica. Hasta ahora, cinco videos han sido lanzados, revelando en detalle gráfico la involucración de Planned Parenthood en la colección y venta de tejido fetal. En este quinto video, Melissa Farrell, la directora de investigación de Planned Parenthood Gulf Coast (Texas), habla de la habilidad de la organización conseguir “cadáveres fetales intactos” para vender a investigadores médicos, y para contribuir a las ganancias de la organización. Ella habla con los compradores (actores de parte del CMP) acerca de precios para diferentes especímenes y el valor relativo de los mismos. Además, ella les dice de la habilidad de manipular el proceso del aborto para obtener especímenes especificos.

;”>La pregunta, es, entonces: ¿Planned Parenthood se beneficia económicamente de la venta de estos cadáveres? De ser cierto, esta es una definición clara del tráfico humano: una violación no solamente de la ley de los EE.UU., sino también una violación del sentido moral común y de los derechos humanos que la organización pretende proteger.

¿Por qué es importante?

Este problema importa profundamente a los cristianos porque nuestra atención por la vida es profunda, mucho más profunda que lo que dicte el clima político de Estados Unidos. Eso significa que el tema es mucho más importante que la cuestión de la legalidad. En las Escrituras, vemos la creación y el amor de Dios por la vida, desde las plantas hasta los animales. Y el pináculo de su creatividad es la humanidad, a la que dota de su propia semejanza. La Biblia es clara acerca de cómo Dios ve a los seres humanos no nacidos. John Frame, en su libro masivo The Doctrine of the Christian Life (La doctrina de la vida cristiana) muestra algunos de los pasajes más claves:

  • Éxodo 21:22-25. Dios declara que si un hombre (incluso accidentalmente) acaba con la vida de un niño no nacido entonces “pagará vida por vida”. Dios trata a la matanza de los no nacidos de la misma manera que los nacidos;
  • Salmo 139:13-16. El salmista, David, atribuye a Dios su formación de sus adentros y con tejerlo en el vientre de su madre. Dios está activo en la creación de la vida, incluso los no nacidos;
  • Salmo 51:5. David esta vez se describe sí mismo como un pecador antes de nacer, diciendo: “en pecado me concibió mi madre”. Frame señala que el pecado, en la Biblia, es siempre una “calidad personal, no una impersonal”. David, inspirado por el Espíritu Santo, se refiere a los no nacidos en términos personales;
  • Jueces 13:3-5. Debido a que Sansón era un nazareo, su madre tuvo que seguir la limitación del voto Nazareo cuando estaba embarazada de él. Dios trató a Sansón como una persona desde antes de la concepción; y
  • Lucas 1:35 (y Hebreos 2:17-18). El ángel que visita a María le dice que ella concebirá por el Espíritu Santo y luego pasa a describir un aspecto de la vida de Jesús: su concepción. El escritor del libro de Hebreos afirma que Jesús es como nosotros en todas las cosas (excepto en el pecado). Si vemos el milagro de Jesús en su concepción, y no en su nacimiento, entonces tenemos todas las razones para pensar que nosotros, como el niño Jesús, somos personas incluso mientras estamos en el útero.

Después de la votación del Senado estadounidense, Russell Moore, presidente de la organización de la política pública de los Bautistas del Sur, explicó por qué es importante esta cuestión. Él escribe:

“La razón por la que los cristianos hablan mucho acerca de la protección de la vida por nacer –por lo que estamos comprometidos con el cierre de cualquier organización que trata de sacar provecho de la destrucción de los no nacidos– es que sabemos que un asalto a un bebé es un asalto a las buenas nuevas de Jesucristo. El evangelio, después de todo, se base en la singularidad de la humanidad en la creación, la redención y la consumación”.

Por tanto, todo esto debería importarnos a nosotros, puesto que la vida le importa a Dios. Él imprime a los seres humanos con su imagen única. Los ataques a la vida humana, entonces, son ataques contra Dios mismo.

¿Qué hago con esta información?

  1. Familiarízate más con el tema, y con las leyes y prácticas del aborto en tu región.
  2. Investiga la acción de Planned Parenthood en tu país por su división Planned Parenthood Global, que tiene asociaciones en Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Perú y varios países de África. Hay una lista de enlaces en su sitio web.
  3. Donde sea posible, contacta los miembros de tu gobierno o de las organizaciones que están conectadas a la salud femenina, sexual y reproductiva, y diles que el aborto es un asunto de violación de derechos humanos. Haz que tu voz sea oída.
  4. Pastores: lideren a sus congregaciones a buscar el corazón de Dios y a ver a los no nacidos como Él los ve.
  5. Sirve a las mujeres embarazadas a través de algún ministerio de tu iglesia o a través de un centro para mujeres embarazadas en crisis. Si no hay centros cerca de ti, considera cómo tu iglesia puede involucrarse.
  6. Ora por los empleados de Planned Parenthood, que de ellos Dios llame a un Pablo, y que él cambie los corazones para que llamen al mal, “mal”, y puedan entonces trabajar para el avance del reino de Dios.
  7. Extiende gracia a mujeres y padres que han abortado a sus niños en el pasado. Recuerda que muchas de estas madres están asustadas y buscando esperanza. Haz que tu iglesia sea un lugar seguro para ellos, donde puedan crecer en el entendimiento de la gracia maravillosa de Dios.

Después de todo, nosotros somos quienes tenemos las palabras de vida: y palabras de vida eterna.


Aaron Cline Hanbury contribuyó en este artículo.
CARGAR MÁS
Cargando