×

6 maneras en que plantar iglesias bendice a la iglesia que envía

¿Cómo puede ser bueno enviar a nuestra mejor gente?

Esto es precisamente lo que muchas congregaciones se preguntan cuando piensan en la idea de plantar iglesias. Entiendo la pregunta y la preocupación, pero quiero desafiar esa mentalidad.

Envía lo mejor

La mentalidad de “no podemos enviar a nuestra mejor gente” se parece más a un gerente general de un equipo de fútbol que no quiere intercambiar a sus mejores jugadores, y no al modelo de ministerio del Nuevo Testamento. Pablo y Bernabé fueron enviados por la iglesia en Antioquía (Hch. 13:1-3); y cuando se trataba de nuestra salvación, el Padre envió lo mejor del cielo para nosotros (Jn. 17:18).

Las iglesias que no están en misión serán anémicas en su discipulado y carecerán de un crecimiento saludable. No solo somos santificados para la misión; somos santificados a través de ella.

Entonces, ¿cómo bendice la plantación de iglesias a la iglesia que envía? Aquí hay seis formas.

1) Mantiene el enfoque de la gente en la Gran Comisión

El consumismo es un gran problema en Estados Unidos (y en muchas otras partes del mundo). Pero cuando esta realidad se filtra en la iglesia, el problema es enorme. Centrarse en la plantación de iglesias ayuda a combatir el consumismo en el cuerpo de Cristo.

La membresía real de la iglesia no es como ir al cine. Es más como unirse al ejército.

Al participar en la plantación de iglesias se le recuerda a la gente que la membresía real de la iglesia no es como ir al cine. Es más como unirse al ejército. La iglesia no es un lugar para “comer palomitas de maíz” mientras el pastor predica. Más bien, es donde nos reunimos para adorar a Dios y ser enviados juntos en misión. Cuando las iglesias dejan de centrarse en la Gran Comisión, se acerca la muerte. La iglesia que no envía se está acabando.

2) Hace que las personas vivan como ciudadanos del cielo

La plantación de iglesias hace que la gente se despida por causa del evangelio. Son despedidas dolorosas impulsadas por los propósitos del evangelio.

Esta es una tarea difícil. No queremos perder a nuestra mejor gente. Duele. Pero lo hacemos por lo que está en juego y porque Cristo es digno. Como cristianos, sabemos que pasaremos billones de años juntos en gloria, por lo que un adiós por algunas décadas ahora vale la pena. Así luce el vivir a la luz de nuestra ciudadanía celestial (Fil. 3:20). No hay dolor que suframos ahora al servicio de Cristo que no valdrá la pena cuando le veamos cara a cara.

3) Establece una barra alta para el discipulado

El discipulado no debe reducirse a la mera transferencia de información (tan importante como eso sea). Más bien, les enseñamos a las personas las verdades de la Palabra de Dios para que puedan ser cambiadas y vivir en misión como pueblo de Dios. Debemos discipular a las personas con vista a la misión. La plantación de iglesias enfatiza la misión como parte del proceso de discipulado.

4) Fomenta una cultura de generosidad y unidad

Cuando una iglesia mantiene el evangelio y la misión en el centro, entonces (generalmente hablando) muchas de las pequeñas disputas no serán tan importantes, porque estás enfocado en lo que es central. La unidad se cultiva cuando las personas se centran en las cosas principales.

La plantación de iglesias también fomenta la generosidad. En nuestra iglesia hay un hombre de 74 años, dueño de un negocio, que dona regularmente a las misiones, incluyendo ofrendas directas a uno de nuestros jóvenes plantadores de iglesias en Francia. Me encanta ver a los dos interactuar entre sí cuando nuestro plantador nos visita. Es una hermosa imagen de generosidad y asociación por el evangelio a través de líneas generacionales.

5) Hace que las personas piensen en la contextualización

Cuando las iglesias envían personas para plantar iglesias en varias partes del mundo, esos plantadores de iglesias regresan con todo tipo de historias locas y tristes sobre la idolatría de las naciones. Ahora, puede ser fácil juzgar a esas personas, hasta que nos damos cuenta de que también somos una nación y que tenemos todo tipo de ídolos (a menudo simplemente somos ciegos a ellos).

Pero el lado positivo de estar expuesto a la idolatría de los demás es que puede hacer que las personas en la iglesia enviadora se pregunten: ¿cuáles son mis ídolos? ¿Qué hay de mis vecinos? ¿En dónde tienen su confianza? Al estar en una cultura de la iglesia que constantemente piensa en cómo aplicar el evangelio “a las naciones”, inevitablemente consideraremos cómo aplicar ese mismo evangelio “a nuestros vecinos”.

6) Enfatiza la oración

Enviar un equipo de plantación de iglesias puede enfocar intensamente la vida de oración de una iglesia, ya que aumenta la sensación de desesperación en todos. Es común escuchar a los equipos de plantación de iglesias decir que cuando se dispusieron a plantar una iglesia, su vida de oración se profundizó como nunca antes (algo que Tim Keller también dijo que le sucedió cuando decidió plantar Redeemer).

Pero no es solo el equipo de plantación el que experimenta una vida de oración revivida; por lo general, también es cierto para la iglesia que envía. A medida que se reciben actualizaciones de la plantación de iglesia, la iglesia ora. Mientras los pastores dirigen los tiempos de oración corporativos, la iglesia ora por estas nuevas obras.

¿Quieres que tu iglesia ore? Toma en serio la plantación de iglesias.

Y es asombroso ser testigo de cómo orar por el avance del evangelio en todo el mundo alimenta una mayor oración entre el pueblo de Dios. Entonces, ¿quieres que tu iglesia ore? Toma en serio la plantación de iglesias.

Bendición inmensa

Plantar iglesias bendecirá inmensamente a su iglesia. ¿Será costoso? Sí. ¿Serán difíciles las despedidas por causa del evangelio? Absolutamente. ¿Habrá desafíos? Ciertamente. ¿Es esta una “receta garantizada para el crecimiento de la iglesia”? No. Pero necesitamos dispersar comunidades de luz entre la oscuridad del mundo. Así que entreguémonos a ello.

Y al entregarnos a la plantación de iglesias, no olvidemos que Dios lo usará para santificar y bendecir también a la iglesia que envía.


Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.
Imagen: Unsplash.
CARGAR MÁS
Cargando