El Valle de la Visión

Antes pensaba que utilizar las oraciones escritas por otras personas sería considerado “hacer trampa”, y que no serían consideradas oraciones verdaderas delante los ojos de Dios. Ahora, las considero muy útiles por varias razones:

1.  Me ayudan empezar en oración cuando mi corazón y mis palabras se detienen. 2. Me dan palabras cuando estoy demasiado cansado o lleno de emociones como para pensar claramente. 3. Me ayudan a tener variedad en mi vida de oración, y a luchar contra la tentación de siempre orar las mismas cosas. 4. Me llevan a orar por una variedad de cosas en que normalmente no pensaría en orar. 5. Me sirven como guía en oración al darme un modelo para seguir.

Hay muchos libros de oraciones, pero hay uno que es buenísimo —El Valle de la Visión: Antología de Oraciones y Devociones Puritanas recopilado por Arthur Bennett.

El Valle de la Visión: Antología de Oraciones y Devociones Puritanas
Arthur Bennett
Banner of Truth. 240 pp.

Con demasiada frecuencia, la oración ex tempore carece de variedad, orden y definicion. Y esto se debe en parte a la ausencia de la preparacion debida. Es aquí donde pueden ser de ayuda el cuidado y la meticulosidad escrituraria que otros consideraban un requisito para acercarse a Dios.

Este libro no se ha concebido para ‘proporcionar’ oraciones, sino para estimular y animar al cristiano mientras recorre la senda que caminaron sus antepasados.

Esta colección de oraciones está organizada en diez categorías diferentes; algunas de ellas son “Padre, Hijo y Espíritu Santo”, “La Redención y la Reconciliación”, “Penitencia y Humillación Propia”, “Acercamiento a Dios”, y “Dones de la Gracia”. Las oraciones fluyen de corazones que anhelan agradar al Señor y entretejen verdades bíblicas de manera hermosa para expresar la variedad de emociones que experimentamos como cristianos: asombro, lamento, acción de gracias, desesperación, gozo y más. El título del libro viene de una oración basada en Isaías 22:1, que dice:

“Permíteme aprender por medio de la paradoja Que el camino hacia abajo lleva hacia arriba, Que rebajarse es enaltecerse, Que el corazón quebrantado es el sanado, Que el espíritu contrito es el de regocijo, Que el alma pesarosa es la victoriosa, Que no tener nada es poseerlo todo, Que cargar con la cruz es llevar la corona, Que dar es recibir, Que el valle es el lugar de la visión.”

Otro vistazo de la oración se llama “Debilidades”:

“No me postro ante tus pies como un esclavo ante un tirano, sino que me regocijo ante ti como un hijo ante su padre. Dame la facultad para vivir como un hijo tuyo en todos mis actos Y ejercer mi condición de hijo derrotando mi ego. Protégeme de la intoxicación que produce la prosperidad. Dame sobriedad cuando me regocije por un gozo que no proceda de ti. Guíame con seguridad al Reino eterno, Sin preguntar si el camino será difícil o cómodo. Tan solo te pido ver el rostro de aquel a quien amo, Contentarme con el pan que me alimente, Con el vestido que me cubra, Si tan solo puedo ser llevado a tu hogar en paz.”

Estas oraciones son recopiladas de las obras de muchos puritanos, incluyendo a Thomas Shepherd, Thomas Watson, Richard Baxter, John Bunyan, Isaac Watts, William Williams, Philip Doddridge, William Romaine, David Brainerd, Augustus Toplady, Christmas Evans, William Jay, Henry Law, Charles Spurgeon y más.

Orar a lado de los gigantes de antaño

Leer y orar a través de “El Valle de la Visión” es una opción similar a juntarse en un grupo de oración con los gigantes espirituales de antaño. Por esa causa, el libro ha llegado a ser un favorito de muchos cristianos reformados incluyendo a John Piper, Timothy Keller, Mark Dever y D.A. Carson, quien dice:

“Las oraciones de “El Valle de la Visión” son remojadas en las Escrituras, pero nunca son de una fórmula. Son frescas y vibrantes espiritualmente, y a la vez tienen las raíces en el confesionalismo. Cubren un alcance de la experiencia y devoción cristiana, pero nunca son solamente esotéricas o lindas. Muestran emociones profundas y pasión transparente, pero tienen cuidado de evitar el sentimentalismo. Este es un libro que enseña a los lectores a orar con el ejemplo.”

Personalmente, he disfrutado orando las oraciones de “El Valle de La Visión” para ayudarme añadir una rica sustancia bíblica a mis oraciones. Mi corazón está de acuerdo con el testimonio de Mark Dever, “Empleadas lentamente, para meditar y orar, estas paginas han sido usadas frecuentemente por el Espíritu de Dios para avivar mi corazón seco.”

La profunda teología trinitaria y el enfoque en el evangelio agitan mi corazón y me llenan con un afecto renovado por Dios cuando expreso esos pensamientos al Creador.

El Valle de La Visión” es el libro de oraciones idóneo para tener contigo a la par de tu Biblia y diario devocional. Los pastores también podrán disfrutar de la posibilidad de usar estas oraciones en los cultos de alabanza. Si buscas un libro práctica e inspirador para que tu fe y vida de oración crezcan, te recomiendo “El Valle de La Visión” con todo mi corazón.

 

CARGAR MÁS
Cargando