¿Fue Constantino quien cambió el día de adoración de sábado a domingo?

Compartir

Próximamente estaré predicando del texto de Col. 2:16-17 en mi serie expositiva de esta carta del NT, y necesariamente tendremos que entrar a considerar el tema del día del Señor. No voy a tocar este punto ahora, sino que quiero concentrarme más bien en responder la pregunta que encabeza este artículo, citando algunos padres de la iglesia apostólica que son anteriores a Constantino.

Debo aclarar que las enseñanzas de los padres de la Iglesia post-apostólica no poseen el mismo peso de autoridad de las Escrituras. La Palabra de Dios es nuestra única norma de fe y práctica.

Pero es interesante notar cómo estas personas interpretaron las enseñanzas de los apostoles, ya que algunos de ellos fueron incluso discípulos directos de algunos de ellos, y fueron testigos oculares de la manera en que la Iglesia manejaba sus asuntos cuando los apóstoles aun vivían.

Los Adventistas del Séptimo Día insisten en que fue Constantino quien cambió el día de adoración de sábado a domingo en el 325 de nuestra Era. Por ello me limitaré a citar únicamente algunos escritos que son anteriores al 325:

1. Ignacio de Antioquía, discípulo del apóstol Juan (31-107): “No debemos sabatizarnos más, sino que debemos guardar el día del Señor en el cual nuestra vida fue levantada”. “Este es el día del Señor, el día consagrado a la resurrección, el más importante de todos los días”.

2. Justino Mártir (100-165): En su diálogo con Trifón nos dice que los cristianos no “celebran las festividades judías, ni observan sus sábados”.

Pero en otro lugar escribió: “En el día que llamamos domingo se realiza una asamblea de todos los que viven en la ciudad y en el campo, en la cual son leidas las memorias de los apóstoles y los escritos de los profetas… Fue éste el día en el cual comenzó la creación del mundo y en el cual Cristo se levantó de los muertos”.

3. Ireneo, discípulo de Policarpo, quien fue a su vez discípulo del apóstol Juan (130-195): “En el día del Señor cada uno de nosotros los cristianos guarda el día de reposo, meditando en la ley, y regocijándonos en las obras de Dios”.

4. Tertuliano (160-220): Escribe que los cristianos “celebramos el domingo como un día de gozo. En el día del Señor pensamos que es incorrecto ayunar o aun postrarnos en oración”.

5. Clemente de Alejandría (contemporáneo de Tertuliano): “Un verdadero cristiano, de acuerdo con lo ordenado en el evangelio, observa el dia del Señor echando fuera todos los malos pensamientos y dedicándose a todo lo bueno, honrando la resurrección del Señor, la cual tomó lugar en ese día”.

No fue Constantino quien efectuó el cambio; fue Dios con Su suprema autoridad quien designó el día de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo como el día de reposo que la Iglesia debía observar hasta que el Señor vuelva.

© Por Sugel Michelén. Todo Pensamiento Cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =

CARGAR MÁS
Cargando