Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el bautismo

 | 
Compartir

Este domingo pasado celebramos bautismos en Iglesia Reforma. Los bautismos son una gran causa de celebración en nuestra iglesia. No son comocualquier acto en la iglesia. Al igual que la Santa Cena, el bautismo representa una gran realidad espiritual, y es un gran paso de obediencia en la vida del cristiano. Y para muchos cristianos, es el primer paso de obediencia que toman. ¡Eso es un gran motivo de celebración!

En Reforma, antes de ser bautizada, cada persona se junta con uno de los pastores (sea individualmente o en grupo) para compartir su historia y estudiar el bautismo en la Biblia juntos. En estas reuniones repasamos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el bautismo. Hoy quisiera compartir esas preguntas y sus respuestas. Estas se basan en el documento de bautismo de The Village Church.


¿Qué es el bautismo?

El bautismo por agua es para el individuo que ha recibido la salvación de Cristo a través de Su obra en la cruz y Su resurrección, y se ha convertido en Su discípulo. Entonces, en obediencia al mandato de Cristo y como un testimonio ante Dios, la iglesia, uno mismo, y el mundo, un creyente debe sumergirse en agua en el nombre del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. El bautismo por agua es una demostración visual y simbólica de la unión entre una persona y Cristo en semejanza a Su muerte y resurrección. Simboliza que el pasado pecaminoso de una persona ha muerto y ahora está libre de la esclavitud al pecado.

En las Escrituras, Cristo le da dos ordenanzas a la Iglesia. Estas son el bautismo y la Santa Cena. Ambas son representaciones tangibles y visibles de las realidades invisibles del evangelio y la aplicación del evangelio por medio del Espíritu Santo a nuestras vidas. Entonces, el bautismo es una representación de la muerte y resurrección de Cristo y nuestra unión a Él a través de las mismas. Cuando alguien es bautizado, esto nos recuerda de la muerte y resurrección de Cristo y que ahora, cuando ponemos nuestra confianza en Él, nuestro pecado también ha sido crucificado y ahora tenemos nueva vida en Jesús.

¿Qué no es el bautismo?

El bautismo no es un paso salvífico. Cumplir con este mandato no es parte del proceso de salvación. 1 Pedro 3 dice “bautismo… salva”, pero debemos recordar el contexto y la clarificación inmediata que la sumersión no salva, sino Dios que mira nuestro paso de fe. Aunque sí recibimos gracia cuando somos bautizados, no es gracia salvífica por causa del mismo acto, sino gracia santificadora porque al obedecer a Cristo estamos siendo conformado más a Su semejanza.

El bautismo no es necesario para la salvación. Sin minimizar ni despreciar la importancia del bautismo, debemos también contra la idea que es necesario cumplirlo para ser salvo. La salvación es sola por gracia y fe.

¿Por qué debo ser bautizado?

Mateo 28:18-20 Acercándose Jesús, les dijo: “Toda autoridad Me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuerden! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.”

Hechos 2:37-41 Al oír esto, conmovidos profundamente, dijeron a Pedro y a los demás apóstoles: “Hermanos, ¿qué haremos?” Entonces Pedro les dijo: “Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados, y recibirán el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para ustedes y para sus hijos y para todos los que están lejos, para tantos como el Señor nuestro Dios llame.” 

Y Pedro, con muchas otras palabras testificaba solemnemente y les exhortaba diciendo: “Sean salvos de esta perversa generación.” Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como 3,000 almas.

Hechos 22:16 Y ahora, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados invocando Su nombre.’

En estos pasajes encontramos tres razones:

  1. Para obedecer el mandamiento de Cristo
  2. Para dar evidencia que una persona es discípulo de Cristo
  3. Para seguir el ejemplo de Cristo

El bautismo no es solamente una responsabilidad, ¡es un privilegio! Es una oportunidad para mostrarle a todos que confiamos y amamos a nuestro Rey a través de nuestra obediencia. Nuestra respuesta debe ser igual que la del etíope: “¿Qué impide que yo sea bautizado?” (Hch. 8:36). ¡Es un gozo!

El deseo de ser bautizado debe ser motivado únicamente por el deseo de glorificar a Dios a través de nuestra obediencia. Cualquier otra razón (para participar en Santa Cena, porque tu familia quiere lo hagas, etc.) no es suficiente para ser bautizado.

¿Quién debe ser bautizado?

Mateo 28:18-20 Acercándose Jesús, les dijo: “Toda autoridad Me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuerden (he aquí)! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.”

En Iglesia Reforma practicamos credobautismo o bautismo del creyente. Esto significa que bautizamos únicamente aquellas personas que creen y confiesan a Jesús como su Salvador. En el libro de Hechos (y otras cartas del Nuevo Testamento), vemos una y otra vez que el bautismo se relaciona de manera explícita con el arrepentimiento, recibir la Palabra, y recibir el Espíritu Santo.

Hechos 2:41 Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como 3,000 almas.

Hechos 8:12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba las buenas nuevas del reino de Dios y el nombre de Cristo Jesús, se bautizaban, tanto hombres como mujeres.

Gálatas 3:27 Porque todos los que fueron bautizados en Cristo, de Cristo se han revestido.

Romanos 6:3-4 ¿O no saben ustedes que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en Su muerte? Por tanto, hemos sido sepultados con El por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.

¿Cuándo debo ser bautizado?

Hechos 22:16 Y ahora, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados invocando Su nombre.’

Una persona debe ser bautizada inmediatamente después de confiar en Cristo como su Salvador. Las Escrituras no hablan de esperar para ser bautizado y cumplir con esta ordenanza. Ser bautizado “inmediatamente” no necesariamente significa horas después o el mismo día, sino que el creyente debe hacer todo lo posible después de creer en Cristo para ser bautizado lo más pronto posible.

Es incorrecto posponer el bautismo por causa de miedo. El miedo no debe detener nuestra obediencia. Es importante reconocer que el miedo es un pecado y confrontarlo es una parte esencial del discipulado. Obedecer a Dios a través del bautismo es un excelente paso para comenzar tu santificación.

También es incorrecto posponer el bautismo porque “no eres lo suficientemente bueno”. Nunca habrá un momento cuando una persona sea lo suficientemente buena para ser bautizada. Nuestro derecho para ser bautizado se basa sobre la obra de Cristo, no las nuestras. Si estamos unidos a Él, entonces debemos acercarnos confiados a Él en obediencia.

En Iglesia Reforma, permitimos que transcurre un período de tiempo para que el creyente pueda examinar el evangelio, el significado del bautismo, y sus implicaciones con otras personas en la iglesia. Luego espera para bautizarse hasta un servicio de bautismos para que podamos celebrarlo juntos como iglesia.

¿Cómo debo ser bautizado?

Mientras hay una variedad de maneras en que diferentes denominaciones practican el bautismo, en Iglesia Reforma practicamos el bautismo por inmersión. Esto lo hacemos por las siguientes razones:

  1. La palabra griega βαπτίζω (baptizo) literalmente significa sumersión o inmersión. Nuestra palabra “bautismo” viene de la palabra griega baptizo y siempre se ha referido a la sumersión de algo o alguien. No fue hasta después que se usó en referencia a la ordenanza cristiana.
  2. La representación de unión en la muerte y resurrección de Cristo se representa mejor a través de la inmersión. El simbolismo del entierro se cumple en la inmersión al agua. El simbolismo de la resurrección se cumple al ascender fuera del agua. Bautismo por inmersión representa estas realidades espirituales mejor.
  3. El contexto de los bautismos en la Biblia apunta a un bautismo por inmersión.

Mateo 3:16 Después de ser bautizado, Jesús salió del agua inmediatamente; y los cielos se abrieron en ese momento y él vio al Espíritu de Dios que descendía como una paloma y venía sobre El.

Marcos 1:5, 10 Acudía a él toda la región de Judea, y toda la gente de Jerusalén (Ciudad de Paz), y confesando sus pecados, eran bautizados por él en el río Jordán… Inmediatamente, al salir del agua, vio que los cielos se abrían, y que el Espíritu descendía sobre El como una paloma;

Juan 3:23 Juan también bautizaba en Enón, cerca de Salim, porque allí había mucha agua; y muchos venían y eran bautizados.

Hechos 8:38-39 Y mandó parar el carruaje; ambos descendieron al agua, y Felipe lo bautizó. Al salir ellos del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y no lo vio más el eunuco, que continuó su camino gozoso.

¿Dónde debo ser bautizado?

Aunque no hay instrucciones en la Biblia sobre donde uno debe ser bautizado, nosotros lo practicamos en el contexto de la reunión de la iglesia local (servicios de bautismo, días familiares, etc.). Esto permite que la comunidad entera pueda celebrar este acto de obediencia.

¿Quién debe bautizarme?

La Biblia no da requisitos ni instrucciones sobre quién puede o debe bautizarte, y no hay una razón bíblica para limitar este acto solo a los ancianos o líderes de la iglesia. Entonces, en Iglesia Reforma permitimos que cualquier creyente, hombre o mujer, que ya ha obedecido, cumpliendo con el bautismo por sí mismo(a), puede bautizar a otro creyente.


Si quieres profundizar aún más en tu estudio del bautismo, vale la pena echarle una vista también a estos recursos:

 

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando