5 sorprendentes descubrimientos sobre las iglesias en crecimiento

¿Quieres primero las malas noticias o las buenas?

Siempre pido las malas noticias primero. No puedo disfrutar de las buenas noticias sabiendo que un informe de malas noticias se asoma después.

Una mala noticia es la que llamo “la realidad estadística de la espiral de la muerte”. Me refiero a que cuando una iglesia declina por debajo de 100 personas en la asistencia promedio al culto, su tasa de disminución se acelera. En otras palabras, la iglesia decrece más y más rápido.

Pero ahora comparto algunas buenas noticias. La noticia es acerca de las iglesias en crecimiento dentro de un estudio que hicimos. Puedes revisar los detalles de la investigación en la publicación en mi blog del 28 de junio del 2017. En pocas palabras, hemos realizado una muestra aleatoria de 1,000 iglesias norteamericanas con datos del 2013 y 2016. El margen de error de la investigación es de +/- 3.1%. Es un estudio preciso. Es un estudio muy preciso.

Así que vamos a tomar unos momentos y mirar las iglesias cuya asistencia de culto promedio creció del 2013 al 2016. Aquí presentamos cinco de los sorprendentes descubrimientos de esta investigación:

  1. Más de un tercio de las iglesias están creciendo. La sabiduría convencional dice que el 80% de las iglesias están decreciendo o estancadas. Nuestra investigación muestra que ese número o es un mito o ya no es relevante. Entre las 1,000 iglesias que seleccionamos al azar, “solo” el 65% está decreciendo o está estancada. En otras palabras, el 35% está creciendo.
  2. Si una iglesia está creciendo, es muy probable que esté creciendo más rápido que la comunidad en la que se encuentra. De hecho, el 91% de las iglesias en crecimiento están superando el crecimiento de su comunidad. ¡Ese es un número enorme! Y es realmente una buena noticia si logramos mover nuestras iglesias de la disminución al crecimiento.
  3. Hay una buena representación de iglesias que están creciendo y son evangelísticamente eficaces. Por supuesto, el porcentaje del total de iglesias en esta categoría es bajo, pero tenemos suficientes números como para realizar investigaciones de inmersión más profunda en muchas de las iglesias individualmente. Esta información puede resultar ser una de las más relevantes y poderosas, especialmente desde la perspectiva de la renovación del evangelismo en nuestras iglesias.
  4. El crecimiento y la efectividad evangelística no se limitan a un área geográfica. Por el contrario, vimos una muy baja correlación entre la región geográfica y la efectividad evangelística. Considero que esa información da mucha esperanza, porque nos dice que la demografía y la ubicación geográfica no suelen ser limitaciones para las iglesias. 
  5. Ya no podemos usar la membresía en nuestras métricas para las iglesias. En la mayoría de los estudios sobre una gran cantidad de iglesias, no sirve de mucho usar la membresía como una métrica. Muchas iglesias tienen listas de miembros infladas, llenas de miembros ausentes y fallecidos. Otras iglesias ni siquiera se molestan en medir la membresía. Esta realidad nos obliga a usar la asistencia al servicio o culto como nuestra métrica básica. Es la más común y, por lo general, la métrica más precisa que mantienen las iglesias.

Como nota final en esta publicación, me sorprendió mucho este resumen de métricas. Creo que a ti también te sorprenderá.

  • El 31.8% de las iglesias están creciendo, y están creciendo más rápido que sus respectivas comunidades.
  • El 3% de las iglesias están creciendo, pero no tan rápido como sus respectivas comunidades.
  • El 4.2% de las iglesias están decreciendo o estancadas, pero no están disminuyendo tan rápidamente como sus respectivas comunidades.
  • El 61% por ciento de las iglesias están decreciendo o estancadas, y están decreciendo más rápidamente que sus respectivas comunidades.

Publicado originalmente por Thom Rainer. Traducido por Jacquie Tolley.
Imagen: Lightstock
Compartir
CARGAR MÁS
Cargando