Jesús: El hombre que desafió al mundo y confronta tu vida

El mensaje de Jesús sigue cambiando vidas. Su voz sigue resonando con poder, aun en los lugares más hostiles de este mundo. Su mensaje sigue dando aliento al cansado (Mt. 11:28-30), fuerza al débil, y siendo un bálsamo para los dolores más profundos del alma.

Hablar de Jesús no pasa de moda. Lo más hermoso es que, después de miles de años, el Salvador sigue desafiando a este mundo perdido con un mensaje transformador que confronta nuestras vidas y nuestra manera de ver el mundo.

En su libro Jesús, el pastor Miguel Núñez nos muestra lo que verdaderamente significa ser un discípulo de Cristo. A lo largo de 20 capítulos, el autor nos da respuestas acerca de la persona, la vida, y —sobre todo— el mensaje central de Jesucristo. La exposición es clara, sencilla, y llena de teología bíblica.

Jesús
Miguel Núñez
B&H Español. 272 pp. US$7.55.

Esta publicación de B&H Español es una tercera edición del material, revisada y ampliada por el autor. No pretende ser exhaustiva. Como escribe Núñez: “Podríamos escribir durante meses y meses sobre la persona más importante de la historia de la humanidad y aún así no alcanzaríamos a cubrir todo lo que hay para decir en cuanto a Su relevancia” (p. 7).

De la primera a la segunda edición se añadieron dos capítulos, mientras que a la tercera se agregaron tres más: La expiación de Cristo; Jesús frente a la tentación; y Jesús, el hombre que lo merece todo.

Ser más como Jesús

La cristología es una de las doctrinas más importantes de la fe cristiana. El autor nos hace ver que tener un sano conocimiento sobre la persona de Jesús nos mantendrá alejados de las posiciones heréticas que se han originado a través de la historia de la Iglesia.

“Ningún otro personaje de la historia ha suscitado tanta controversia como la persona de Jesús. Para una gran parte de la humanidad, Jesús fue Dios hecho hombre, pero para otros no fue más que un profeta o un gran maestro, o quizás otro más de los iluminados hombres del pasado. Independientemente de cuál sea el veredicto sobre quién fue este hombre, lo cierto es que ningún otro personaje de la historia ha influenciado y cambiado tanto el rumbo de la humanidad como Él lo hizo” (p.15).

Núñez escribe de manera tan clara que todos pueden aprender, sin dejar de ser profundo. Eso es lo que me gusta mucho de esta obra: tanto el maestro de Biblia como el recién convertido pueden ser gratamente edificados.

Una misión sin igual

El evangelio es el mensaje más hermoso jamás pronunciado en este mundo. En la segunda parte del libro, el pastor Núñez nos lleva a reflexionar sobre la verdadera misión de Jesús. Nos muestra cómo el sacrificio de Cristo siempre fue el “plan A” de Dios Padre. En ese sentido, el libro nos lleva a través de los primeros cinco libros de la Biblia y nos muestra a Cristo por medio de tipologías, figuras, y símbolos.

Con el precioso tema de la expiación de Cristo, Núñez nos hace saber las verdaderas implicaciones de la rebelión de Adán y Eva y las consecuencias para la humanidad. Vemos que la solución al problema del hombre se solventó en una cruz. Aprendemos que nuestra salvación vale mucho, y que lo que comenzó en la eternidad pasada concluyó cuando Cristo fue clavado en la cruz.

Siguiendo sus pisadas

En el libro Jesús no solo aprendemos una buena teología bíblica, sino que a partir de esta obtenemos principios útiles para nuestro caminar. ¡Es un libro 100% práctico!

Cristo se nos presenta como el ejemplo a seguir en cada aspecto de nuestra vida diaria. Por ejemplo, respecto al tema del servicio, Núñez escribe:

“El que sirve como Jesús no cuestiona ni el servicio ni a quién le sirve porque su servicio no tiene que ver con la persona, sino con Dios que es a quien él sirve. Jesús no solo nos dio un ejemplo, sino que nos dejó ver lo que esperaba de Sus seguidores” (p. 56).

Por otro lado, cuando profundizamos en lo que el pastor Miguel menciona en la labor de Jesús como maestro, todos aquellos que están involucrados en el precioso ministerio de la enseñanza tendrán un mayor peso de responsabilidad; no solo para exponer fielmente la Palabra de Dios, sino también para modelar lo enseñado.

¿Y qué del liderazgo? En este libro podemos ver la gran diferencia que hay entre Jesús y los otros líderes de la historia. Núñez nos muestra la influencia que Cristo tenía, al punto de no solo cambiar por completo la vida de sus primeros discípulos, sino que por más de 2000 años sigue impactando a más personas de diferentes clases sociales que cualquier otra persona. En pocas palabras, su liderazgo no solo se quedó en el templo, sino que ha trascendido más allá de las cuatro paredes de la iglesia.

Si te gusta la apologética, este libro será un banquete para ti. El Dr. Miguel no solo nos explica las implicaciones de la resurrección de Cristo, sino que nos presenta verdades irrefutables respecto a este tema para ser usadas como defensa de nuestra fe.

El hombre que desafía al mundo y sus poderes

Históricamente la humanidad caída ha estado esclavizada al poder, al dinero, y al sexo; el autor nos muestra a Cristo no solo desafiando y confrontando a esos tres poderes, sino también venciendo sobre ellos sin jamás comprometer sus principios. Jesús es quien nos da el ejemplo y el poder para que nosotros hoy hagamos lo mismo.

Si por alguna razón te has sentido seducido por lo que el mundo te ofrece, este libro puede caerte como anillo al dedo para que renuncies a todo aquello que te hace mal, y pongas la mirada en Cristo.

“Cuando nos referimos al Jesús que desafió al mundo, no nos estamos refiriendo a un hombre rebelde, testarudo y airado, sino más bien a un hombre que fue incapaz de comprometer Sus principios y que sostuvo en alto el estándar del Padre, a pesar de las presiones del mundo que le rodeó” (p. 211).

Conclusión

Núñez finaliza con un mensaje retador y lleno de esperanza: Jesús lo merece todo y él es superior a todos. Esta verdad nos lleva a poner nuestra mirada en Él, sean cual sean nuestras circunstancias, reconociendo como una vez hizo el apóstol Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Jn. 6:68).

Jesús lo merece todo de nosotros, porque él se entregó por completo para salvarnos de nuestros pecados. Además, fuera de Cristo no podemos hacer nada, ya que él es el sustentador de todo; todo fue creado por Él y para los propósitos de Él.

Espero que este libro te bendiga tanto como me bendijo a mí, y te ayude a mirar el ejemplo y la entrega de Cristo. Contemplar la vida y obra de Jesús acabará con cualquier pretensión y altivez que haya en nuestro corazón. ¡Solo Él es digno de todo!

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando