“El evangelio no se vende”: ¿Está Benny Hinn abandonando el evangelio de la prosperidad?

Toufik Benedictus “Benny” Hinn, de 66 años, es un televangelista israelí y uno de los defensores más notorios de una teología profundamente destructiva conocida como el “evangelio de la prosperidad”.

Lleva a cabo “cruzadas milagrosas” en estadios por todo el mundo, luego las transmite en su programa de televisión titulado: This Is Your Day [Hoy es tu día].

Un pilar de su enseñanza es que si los cristianos tienen fe en Jesús y obedecen la Palabra de Dios (que generalmente implica dar donaciones sustanciales en efectivo a su ministerio), Dios promete darles buena salud, riqueza, y felicidad.

Con un imperio construido con el respaldo financiero de sus partidarios, a quienes se les promete una bendición material si contribuyen al ministerio de Hinn, él tiene un estilo de vida notoriamente lujoso, que incluye dos mansiones multimillonarias, un chef personal, una flota de Mercedes Benz, y cosas como una factura de hotel de 4,000 dólares por una sola noche durante un vuelo de escala, dando propina al conserje y al botones por 2,000 dólares.

Recientemente, sin embargo, Hinn hizo un cambio sorprendente en el espectáculo carismático titulado Your Loveworld [Tu mundo de amor]. Mientras decía que hoy todo lo que se escucha son “mensajes sobre sentirse bien” y “cómo darle a la carne”, cosas que se tratan de “sentirse bien, hacer el bien, ganar dinero”, agregó: “Estoy corrigiendo mi propia teología, y todos deben saberlo”.

Al notar que vio la necesidad de cambiar hace tiempo, explicó que aún no se había hecho público para evitar lastimar a sus amigos que mantienen esta forma de pensar. Ahora, sin embargo, piensa que “es una ofensa para el Espíritu Santo ponerle precio al evangelio”.

“He terminado con eso. Nunca más te pediré que des mil dólares o cualquier cantidad, porque creo que el Espíritu Santo está harto de eso. […] Creo que eso lastima el evangelio”.

Dijo que ya no le importa lo que la gente piense de él, y reconoce que ahora no recibirá invitaciones. “Si escucho una vez más, ‘Rómpele la espalda a tu deuda con mil dólares’, los reprenderé. Creo que eso es comprar el evangelio. Eso es comprar la bendición. Eso entristece al Espíritu Santo”.

Los que dan deben hacerlo simplemente porque aman a Jesús, o no deberían dar nada.

“Creo que dar se ha convertido en un truco que me enferma el estómago”.

“Creo que es hora de que lo digamos como es: el evangelio no se vende. Y las bendiciones de Dios no están a la venta, y los milagros no están a la venta. Y la prosperidad no está a la venta”.

Costi Hinn, sobrino de Benny Hinn y pastor de discipulado en Redeemer Bible Church en Gilbert, Arizona, es el autor del reciente libro: Dios, la codicia, y el evangelio de la prosperidad: Cómo la verdad abruma una vida construida sobre mentiras. (Puedes escuchar en inglés su entrevista en el podcast con TGC o leer su testimonio en Christianity Today).

Christian News [Noticias cristianas] se acercó a él para preguntarle su reacción a lo sucedido, y ofreció una perspectiva cautelosamente optimista, llena de esperanza pero no de ingenuidad:

“Me anima su contundente refutación del evangelio de la prosperidad. Sinceramente espero y oro para que este sea el comienzo de un arrepentimiento en él y un cambio en estos años posteriores de su vida y ministerio.

Hinn le dijo a Christian News que espera que su tío esté verdaderamente arrepentido y no solo que se sienta mal. Dijo que Hinn ha expresado pesar por sus declaraciones y decisiones en el pasado solo para reanudar su comportamiento no bíblico.

“El arrepentimiento genuino en la Biblia siempre va acompañado de acciones que prueban que es arrepentimiento real”, afirmó al explicar que el arrepentimiento se vería similar al relato de Zaqueo, quien se trepó a un árbol en su ansia por ver a Jesús.

“Jesús lo salvó y fue a su casa ese día, y estuvo dispuesto a comer con él y mostrarle amor y gracia en medio de su pasado y su pecado —recordó—. Y Zaqueo está saltando de alegría, emocionado de pagarle a la gente, emocionado de hacer lo que sea necesario para seguir a Jesús y mostrar su arrepentimiento genuino a través de sus acciones”.

Hinn señaló que la Biblia dice que el amor es creer todas las cosas y esperar todas las cosas (1 Co. 13:7), y que el anuncio del lunes debe considerarse de esa manera. El tiempo dirá, dijo, si la transformación es real o no.

“Mi deseo es que la declaración del tío Benny no sea simplemente un arrepentimiento público para salvar su reputación o proteger su ministerio de la decadencia —afirmó—, sino que sea un arrepentimiento genuino y que esté dispuesto a abandonar todo si eso significa ganar a Cristo y tener el evangelio completo”.

Amén.


Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.
Compartir
CARGAR MÁS
Cargando