Apasionados por el evangelio

¿Qué es lo que impulsa a los creyentes a vivir como Dios quiere que vivan? Jesús y lo que Él ha hecho por nosotros. Que la cruz sea el centro de todo lo que hacemos es estar apasionado por el evangelio. Y de eso se trata PxE.

Tuve la oportunidad de hacerle unas preguntas a Patricio Ledesma, miembro del comité organizador de Pasión por el Evangelio (PxE) y maestro en la Iglesia Evangélica del Arenal (Mallorca, España). Él nos comentó un poco acerca de la conferencia que están organizando y de cómo luce una vida verdaderamente apasionada por el evangelio.


1. Cuéntenos un poco acerca de lo que Dios ha estado haciendo con las iglesias en España.

Históricamente, las iglesias evangélicas en España han estado rodeadas de catolicismo romano y, ahora, de una creciente secularidad; “humanamente hablando”, no es un terreno fácil. No obstante, parece que los evangélicos están creciendo en número en España, según algunos informes. Aunque las estadísticas en temas de fe siempre deben interpretarse con cautela, la influencia evangélica parece ir en aumento.

Desde una óptica más personal, me anima ver proyectos de cooperación interdenominacional que buscan mejorar el nivel de la predicación en el país. Por ejemplo, el Taller de Predicación fomenta el desarrollo de “círculos de predicadores” (reuniones de formación de predicadores) en la gran mayoría de comunidades autónomas. Me alegra mucho ver el entusiasmo y la humildad de pastores de diversas denominaciones que confían en el poder de la Palabra de Dios para el bien de las iglesias.

Por otro lado, aunque nos queda un largo camino por recorrer, el Señor también está permitiendo el nacimiento de nuevas iglesias en zonas de la península ibérica escasamente alcanzadas. Deseo que las iglesias evangélicas españolas adopten una mentalidad cada vez más misionera, tanto en el día a día de los creyentes como en el surgimiento de nuevas comunidades cristianas en pueblos donde aún no brilla el evangelio.

2. ¿Cómo luce en la vida real estar apasionado por el evangelio?

Una vida apasionada por el evangelio fluye de entender la grandeza de la persona de Jesús y de lo que Él hizo en la cruz. Esta es la clave y el punto de partida. Creo que el libro de C. J. Mahaney “La vida cruzcéntrica” explica muy bien cómo luce la vida de un creyente apasionado por el evangelio. En pocas palabras, yo diría que vivimos apasionados por el evangelio cuando la obra de Cristo en la cruz se convierte en la motivación central de nuestra vida, como un poderoso motor que impulsa todo lo que hacemos y pensamos.

Por ejemplo, Pablo dice que la cruz debe impulsar la humildad y la unidad en la iglesia (Fil. 2:2-8). Pensar en la cruz hace que los maridos vayan creciendo en amor por sus esposas (Ef. 5:25). También nuestra santificación personal se ve motivada cuando reflexionamos en el rescate que Jesús realizó en el Calvario (1. Co. 6:20). Estos son algunos ejemplos prácticos de cómo el evangelio es la fuente inagotable que nos lleva a vivir vidas apasionadas que gravitan diariamente en torno a la obra salvadora de Jesús. El evangelio es el combustible para una vida cristiana apasionada.

3. ¿Por qué cree que es importante que los creyentes estén verdaderamente apasionados por el evangelio? ¿Qué sucede cuando nos apasionamos por cosas que no son centrales?

Si no existe una pasión por el evangelio, carecemos de lo necesario para vivir vidas santas. Por tanto, si los cristianos no comprendemos el evangelio o no nos enseñan la centralidad que debe de tener en nuestras vidas, se produce un “efecto dominó” desastroso que afecta todas las áreas; la esfera personal, la familiar, la congregacional, y también nuestro testimonio en la sociedad. Cuando el evangelio se margina, los incrédulos no se convierten, la santidad empieza a decaer, el entusiasmo por evangelizar mengua, y en el fondo lo que va quedando es una religiosidad o activismo superficial, porque lo más importante ha sido desplazado.

Cuando nos apasionamos por cosas que no son centrales, por muy loables que estas sean, el resultado puede ser una aparente actividad, pero en el fondo se produce un debilitamiento de la iglesia local (en forma de legalismo, humanismo, o desencanto, por ejemplo) que puede desembocar en la desaparición de una congregación tras unas pocas generaciones. Cuando el evangelio no es nuestra pasión, la catástrofe está asegurada, tarde o temprano. El evangelio es lo que mantiene a la iglesia verdaderamente viva.

4. El tema de la conferencia es “El evangelio recuperado: La Reforma ayer y hoy”. ¿Qué cosas vemos en la iglesia hispana que nos indican la necesidad de retomar las verdades que la Reforma recuperó?

Esencialmente, en la iglesia hispana observamos la misma necesidad que todas las culturas y todas las generaciones tienen y tendrán: la verdad revelada por Dios para prosperar espiritualmente. La exposición de las palabras de Dios alumbra (Sal. 119:130), mediante ellas podemos ser sabios para salvación (2 Ti. 3:15) y también ellas nos guían al arrepentimiento (Jon. 3:5-10). Sabemos que la Reforma Protestante supuso un regreso a las Escrituras, y un impulso importante para la causa del evangelio, y esto mismo es lo que cada país necesita hoy.

La necesidad principal de nuestras iglesias y sociedades es que las verdades de Dios sean bien enseñadas, y de ahí fluirá todo lo demás. Por supuesto, esto no quiere decir que Dios no haya obrado en Latinoamérica y España a través de los siglos; su obra es imparable y mucho mayor de lo que nosotros podemos percibir. Pero cuando observamos toda la incredulidad, la idolatría, y la indiferencia de las personas, incluyendo a los “países protestantes”, ¿cómo no anhelar la petición de Habacuc 3:2? (“Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos”).

5. ¿Podría adelantarnos un poco los temas en los que podremos profundizar en la conferencia?

Pasión por el Evangelio siempre se enfoca en el evangelio, y en la edición de 2017 profundizaremos en cómo la Reforma Protestante tuvo un impacto histórico en la “recuperación” y difusión del evangelio de la gracia de Dios. Sabemos que Dios siempre ha preservado su evangelio y a su pueblo, pero es innegable que la Reforma marcó un hito importante en cómo la verdad de Dios ha sido difundida en el mundo.

Aunque la Reforma del siglo XVI será el tema de fondo durante la conferencia (con motivo de su 500 aniversario) los mensajes predicados por Mark Dever, Israel Sanz, y Will Graham no serán fundamentalmente temáticos o históricos sino más bien expositivos. Si bien habrá lugar para referencias biográficas e históricas, los mensajes serán exposiciones de las Escrituras aplicadas a nosotros hoy, que nos lleven a alegrarnos, una vez más, en lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo.

6. ¿Qué hay de la pre-conferencia para líderes? ¿Qué temas podemos esperar que se traten ahí?

La pre-conferencia, que inicia el viernes 10 de noviembre a las 4 de la tarde, se dividirá en dos charlas. Por un lado, Mark Dever hablará a los hombres acerca de la importancia de la formación de nuevos líderes en la iglesia, es decir, cómo los pastores deberían dedicarse a discipular a futuros pastores y predicadores. Esto se basa en la idea que vemos en 2 Timoteo 2:2.

Por otro lado, Lidia Gómez Pimpollo hablará a las mujeres sobre la importancia de dejar un legado a las futuras generaciones, esto es, que las mujeres tengan como prioridad enseñar y reflejar el evangelio en sus vidas, siendo esto el mayor tesoro que podemos dejar. En resumen, las dos exposiciones de la pre-conferencia se centran en el legado que dejaremos a las nuevas generaciones.


Pasión por el Evangelio (PxE) celebrará su segunda conferencia nacional, del 10 al 11 de noviembre, en Madrid y contará con los pastores Mark Dever, Israel Sanz, y Will Graham como expositores principales. Puedes inscribirte aquí.
Imagen: Lightstock
CARGAR MÁS
Cargando