×

Llamados a ministrar todo el tiempo

El ministerio de cada individuo es tan importante como el ministerio de cualquier pastor o misionero (1 Pedro 2:9). El Nuevo Testamento enseña que este ministerio tiene muchas dimensiones importantes ˗ entre ellas la familia, la iglesia, los amigos, los vecinos y la cultura. Sin embargo, una dimensión a menudo descuidada son nuestros trabajos (donde la mayoría de las personas pasan la mayor parte de sus vidas).

En este sermón, el pastor Haníbal Rodríguez nos recuerda que todo el mundo tiene un llamado vocacional de Dios (Jeremías 29:7; 1 Corintios 7:17), y una de las maneras más eficaces de renovar y contribuir a la cultura en la que vivimos como exiliados es a través de nuestro trabajo diario (Colosenses 3:23; 1 Pedro 2:12).

Recursos relacionados:

  1. Dignidad, fe, y trabajo, por R. C. Sproul.
  2. Cómo ayudar a los miembros de tu iglesia a abrazar su vocación, por Michel Galeano.
  3. Para influenciar al mundo, hay que estar presente en él, por Tom Nelson.
CARGAR MÁS
Cargando