De lo que debo escribir más y de lo que debo escribir menos

 | 
Compartir

Probablemente no te has dado cuenta pero no he escrito mucho para mi blog en los últimos meses. Esto se debe a varias razones: mis responsabilidades en Coalición, en mi iglesia, el seminario, y con mi familia. Sin embargo, hay otra razón que me ha afectado más que las otras. Cuando empecé a escribir en Coalición lo hice porque no muchos lo estaban haciendo. No habían muchos buenos recursos en español y de los pocos blogs que existían, nadie los actualizaba con frecuencia. De hecho, Coalición fue un esfuerzo entre varios hermanos para levantar una bandera del evangelio y reunir a personas alrededor de Cristo para conversar sobre su poder y presencia en nuestras vidas y ministerios.

En los últimos años he visto a Coalición crecer y con eso quiero decir que he visto a más personas escribir y proclamar la centralidad del evangelio para toda la vida. Cuando comenzamos teníamos 12 autores. Ahora, tenemos más de 150. Cuando comenzamos entraban unas cientas personas a la página cada mes. Ahora entran millones. También han surgido otras páginas y blogs que regularmente publican contenido para la Iglesia hispanohablante. Todo esto para decir que al principio escribía porque no habían muchos que lo hacían y necesitábamos recursos. Ahora, hay muchas personas más calificadas que yo escribiendo acerca de temas sobre los cuales yo no puedo (ni debo) escribir. En otras palabras, estoy escribiendo menos porque cada día hay mejores personas escribiendo. Y eso es algo bueno.

Siendo un pastor joven, hay cosas sobre las cuales puedo escribir, y otras que simplemente no es mi lugar discutirlas. ¿Quién soy yo para decirles a pastores cómo deben servir en sus ministerios cuando yo tengo pocos años sirviendo en el mío? ¿Quién soy yo para dar consejos cuando debería estar buscando los consejos de otros? Mientras más lo pienso, más estoy convencido que debo escribir menos sobre algunos temas y más sobre otros. ¿De qué escribiré menos? Probablemente temas de ministerio: cómo, por qué, etc. No es que no tenga una opinión o no crea que es importante; sencillamente prefiero diferir a la opinion de pastores más experimentados y gracias a Dios, puedo leerlos ahora en la temática de Ministerio en Coalición. Seguiré sirviendo a mi iglesia como uno de varios pastores, pero no necesito anunciarle al mundo cómo lo estoy haciendo.

¿Sobre cuáles temas escribiré más? A la hora de escribir, hay dos areas donde me siento más cómodo: mi propia experiencia con el evangelio y mi creciente apreciación por las artes, la cultura, y cómo el evangelio transforma personas y comunidades. No puedo dejar de hablar sobre cómo Jesús me está transformando cada día y cada día me encuentro más cautivado por Su creación y nuestra naturaleza como seres creativos. De esto se trata el evangelio y la cultura y algunos de los artículos que más he disfrutando han sido sobre temas de cultura como gobiernos corruptos, por qué es necesario hablar de la cultura aun cuando tenemos la Biblia, las Crónicas de Narnia y hasta Justin Bieber.

Entonces, esperen más artículos como esos en mi blog. No les puedo prometer que nunca jamás hablaré de temas relacionados al ministerio, pero espero que lo que salga de mi boca (o de mi teclado) sea en proporción a lo que Dios está haciendo en mi corazón.

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando