Predica a Cristo desde toda la Escritura: Una entrevista con José de Segovia

¡Únete a Coalición Lee!
Nota del editor: 

Durante el mes de febrero, los miembros de Coalición Lee estuvimos leyendo “Predica a Cristo desde toda la Escritura”, de Edmund Clowney.

Tuve la oportunidad de hacerle unas preguntas sobre este libro a José de Segovia, periodista, teólogo, y pastor en Madrid. De Segovia nos compartió un poco acerca de la influencia de Clowney en su ministerio, y de los peligros de la predicación que ignora la historia de la redención.

¿Cuál fue su primer encuentro con la idea de “predicar a Cristo desde toda la Escritura”?

Me dí cuenta lo que era predicar a Cristo de toda la Escritura cuando Clowney me enseñó a principios de los 80, en el instituto que John Stott tenía en Londres para el Cristianismo Contemporáneo.

Él enseñaba ya en Westminster con Keller como asistente, que era claramente un discípulo suyo, como se puede ver en su libro El Dios pródigo (B&H/Andamio), basado en un sermón que Clowney dio en el seminario original de Filadelfia en los años setenta. Ese enfoque radicalmente Cristo-céntrico no lo conocía ni en la predicación de Stott, ni de Lloyd-Jones, que fueron mis pastores en Londres… ¡era algo distinto!

En su libro, Clowney escribe, “Los predicadores que en su predicación ignoran la historia de la redención, lo que están haciendo es ignorar el testimonio que el Espíritu Santo da de Jesús en todas las Escrituras”. ¿Cuáles son algunos de los peligros de la predicación que ignora esta gloriosa historia de la redención.

La historia de la redención es un área olvidada por la preeminencia de la teología sistemática y los estudios bíblicos de Antiguo y Nuevo Testamento, libro a libro. Necesitamos recobrar esa teología bíblica que recorre toda la Escritura con la historia de la salvación como hace Graeme Goldsworthy y esa tradición evangélica que hay en los anglicanos reformados australianos, donde han hecho de este tema una prioridad en la formación del predicador.

Como solía decir Clowney, un mensaje que predica a Cristo produce la diferencia entre el sermón que se podría hacer en una sinagoga y el mensaje apostólico. Tristemente, como él observa, la mayor parte de las predicaciones que  uno escucha en iglesias evangélicas sobre el Antiguo Testamento, podría ser dadas también en una sinagoga y no se notaría la diferencia. Están tan llenas de moralismo y ejemplarismo, que nada hay de evangelio en ellas.

¿Cuál sería su consejo para un joven pastor que no está seguro sobre cómo conectar los pasajes del Antiguo Testamento con Cristo?

Para predicar a Cristo desde el Antiguo Testamento tenemos que darnos cuenta cómo Él cumple el triple ministerio de Profeta, Sacerdote, y Rey, que tanto enfatizó la Reforma. Es a partir de ahí que podemos relacionar cualquier texto con el Señor Jesucristo. Hay un libro de Clowney que nos ayudaría: El misterio revelado.

¿Cómo animaría a alguien que jamás ha leído la Biblia por sí mismo y piensa que la Biblia es demasiado complicada para él o ella?

La Biblia es un libro que se puede leer como cualquier libro, de principio a fin. Lo que pasa es que la mayor parte de la gente se atasca con la minuciosa descripción de la Ley y las extensas genealogías. Por eso es conveniente comenzar por el Nuevo Testamento y de allí ir al Antiguo.

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando