Perseverancia | Devocional

“Yo, Juan, hermano de ustedes y compañero en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús”, Apocalipsis 1:9.

En este pasaje podemos ver al anciano apóstol Juan preso en la isla de Patmos, “por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús” (v. 9) de pronto tener una revelación del Hijo del Hombre, del Dios encarnado. Esta experiencia viene también con la tarea del ángel de escribir lo que ve y transmitir el mensaje a Su Iglesia.

Es en ese contexto de sufrimiento, de estar preso, anciano y quizá enfermo y débil, es que Jesús se revela a este amado discípulo suyo en todo Su esplendor, gloria y autoridad. Sin embargo, antes de entrar de lleno en el mensaje, Juan tiene un sentido de afirmación de las realidades de lo ganando por Jesús en Su sacrificio en la cruz del calvario. Lo hace recordando las bendiciones de lo que significa nuestra unión con Cristo: que somos amados, libres de condenación, parte de un reino eterno, y aun ahora reyes y sacerdotes del único Dios verdadero (vv. 5, 6).

Es entonces que se identifica con sus hermano como uno experimentado en el sufrimiento, también parte de ese reino que ha de venir pero que ya es, y que es precisamente la provisión de Dios para ellos poder perseverar pacientemente “en Jesús” en medio de las dificultades.

Y es que también nosotros al encontrarnos en medio de la tribulación podemos experimentar paz al perseverar también en nuestro entendimiento del evangelio,profundizando y reconociendo la obra de Cristo en nuestro favor de tal manera que nuestra seguridad, satisfacción y significado estén bien cimentados. El peso y realidad de Su provisión y Su reino venidero, así como las implicaciones presentes de estos, calman nuestro hombre interior. Al ver a Jesús como Dios en Su gloria, Juan cae como muerto, pero el Señor mismo le dice, “No temas, Yo soy el Primero y el Último, y el que vive, y estuve muerto. Pero ahora estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades”  (vv. 17, 18).

Piensa en esto y encuentra tu descanso en Él.

CARGAR MÁS
Cargando