×

“Pero por obra Suya están ustedes en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, santificación y redención”, 1 Corintios 1:30.

Qué increíble es el poder que un par de palabras tienen para, no solo transmitirnos una serie de verdades ricas en su profundidad teológica, sino también para compartirnos verdades bíblicas efectivas para nosotros hoy, y que además nos dan un sentido de paz, seguridad, y confianza.

Tan solo pensar en lo que significan las palabras “por obra Suya”, nos lleva a reconocer que nuestros continuos esfuerzos de ganarnos la atención, el favor, y el amor de Dios, nunca serían suficientes. El evangelio no se trata de una religión que ofrece sabiduría para tratar de llegar a Dios. En cambio, solo “por obra Suya” es que podemos conocer sus buenas intenciones, no solo para la humanidad, sino también para nosotros mismos.

Además, “por obra Suya” podemos encontrarnos en este estado “en Cristo Jesús”, en el cual tenemos “preciosas y maravillosas promesas” (2 Pe. 1:4). Significa que vivimos bajo el favor de Dios “por obra Suya”, y su record perfecto de justicia conferido por gracia a nosotros, y con los recursos necesarios, afectos alineados, y sabiduría de vida, para ahora buscar vivir así mismo para Su gloria.

Las buenas noticias para ti y para mí son que, gracias a la obra de nuestro Señor Jesucristo a nuestro favor y en nuestro lugar, como dice también el versículo, “por obra Suya”, nuestro pasado ha sido redimido (justificación), y nuestro presente y los retos que enfrentamos tienen propósito (santificación) para llevar a cabo en nosotros y, en el futuro, su obra completa (redención).

Piensa en esto y encuentro tu gozo y descanso en Él.


Imagen: Lightstock
CARGAR MÁS
Cargando