×

Nightbirde, ¿cómo puede todo estar bien?

Puede que el nombre Jane Marczewski no te suene familiar, pero su nombre artístico, Nightbirde, se ha hecho famoso de la noche a la mañana. La joven de 30 años de Zanesville, Ohio (Estados Unidos), apareció en la temporada 16 de America’s Got Talent en junio, interpretando su canción original “It’s OK” (Todo está bien). Simon Cowell, quien es aparentemente imposible de impresionar, con lágrimas en los ojos, golpeó el codiciado Golden Buzzer (botón dorado), llevándola hacia los episodios en vivo. Dos días después, “It’s OK” fue la canción más popular en iTunes.

Sin embargo, la ironía es que la vida de Nightbirde parece todo, menos bien. 

En 2017, Nightbirde recibió por primera vez el diagnóstico que todos tememos: cáncer. Se enteró de que probablemente le quedaban seis meses de vida cuando comenzó su batalla contra el cáncer de mama en etapa tres. En 2018 fue declarada libre de cáncer, pero su celebración duró muy poco. Apenas unos meses después, comenzó una segunda batalla contra el cáncer, enfrentando posibilidades de supervivencia de un solo dígito. Si el destino no parecía estar ya en su contra, la batalla se volvió aún más solitaria cuando su esposo de cinco años la dejó. Continuó sola, ganando esta segunda batalla en julio de 2020.

El 8 de junio, Nightbirde audicionó para America’s Got Talent, cautivando a la audiencia y a los jueces. Después de la canción, reveló que su cáncer había regresado y ahora estaba en su hígado, columna vertebral y pulmones. El presentador Terry Crews simplemente dijo: “Eres la voz que todos necesitamos escuchar este año”.

Cantando en la oscuridad

¿Por qué esta voz inusual es la que necesitamos escuchar ahora mismo? Nightbirde nos da la respuesta en lo que dijo esa noche: “Soy mucho más que las cosas malas que me pasan”. ¿Cuál es su esperanza a pesar de sus circunstancias? ¿Cómo puede declarar que “todo está bien” cuando claramente no lo está? 

La razón por la cual Estados Unidos ha quedado cautivado es porque la esperanza y el gozo no son respuestas naturales cuando la vida se desmorona. Entonces, ¿dónde se origina la esperanza de Nightbirde? Se origina en un lugar misterioso que es poco probable que un programa de talentos de la NBC pueda explorar: Dios. En una entrevista, Nightbirde dijo: 

“Creo que Dios puede sanar en un instante. También creo que ‘nada bueno Él niega’, así que había algo que Dios estaba haciendo crecer en esta tierra que soy yo, de manera que si Dios hubiera eliminado todas estas dificultades muy pronto, también habría eliminado todos estos milagros que Él ha hecho en mi espíritu”.

Como escribió en una publicación de blog del 3 de mayo: “Tal vez perdimos de vista lo que Dios nos mostró cuando se presentó por primera vez: que Él se arrastrará por la tierra para estar cerca de nosotros y que Él llenará nuestros pulmones de aire cuando nosotros no sepamos respirar”.

Aun su nombre artístico comunica esperanza. Lo eligió porque soñó con aves cantando en la oscuridad durante tres noches consecutivas:

“Quiero ser así, aun cuando estoy en medio de una época oscura y no hay señales de que vaya a terminar… Quiero ser el ave que canta anticipando las cosas buenas que confío vendrán”.

Un sufrimiento sin disfraces

Nightbirde no disfraza su sufrimiento. En la publicación de blog que tituló “Dios está en el piso del baño”, detalla poéticamente cómo ha luchado con Dios a través de esta prueba:

“Me recuerdo a mí misma que le estoy orando al Dios que permitió que los israelitas permanecieran perdidos por décadas. Suplicaron llegar a la Tierra Prometida, pero en cambio Él los dejó divagar, respondiendo a oraciones que ellos no hacían. Por 40 años, sus zapatos no se desgastaron. El fuego iluminaba su camino cada noche. Todas las mañanas les enviaba pan de misericordia del cielo. Estoy buscando con afán las respuestas a las oraciones que no he hecho”.

En otra publicación escribió:

“Cuando se trata de dolor, Dios no suele estar en el negocio de quitarlo. En cambio, Él le agrega. Es más un dador que un receptor. No quita mi oscuridad, agrega luz. No me impide tener sed, me da agua. No cura mi soledad, Él se acerca. Entonces, ¿por qué creemos que cuando sentimos dolor, debe significar que Dios está lejos?”.

En su dolor, Nightbirde tiene esperanza. ¿Por qué? Porque ahí es donde Dios está más cerca:

“Todavía estoy tambaleante, empapada de dolor. Sigo suplicando, negociando, exigiendo, desapareciendo. Supongo que eso significa que tengo más razones para decir ‘gracias’ porque Dios se está acercando. Nuevamente. Una y otra vez. Sin importar cuántas veces le cierre la puerta”.

Puedo identificarme con Nightbirde tanto en su dolor como en su esperanza. Yo también recibí un diagnóstico de cáncer que me cambió la vida antes de los 30 años. Cuatro semanas después del nacimiento de mi primer hijo, la alegría de la maternidad fue cubierta por las olas de miedo y duda al comenzar mi batalla contra el cáncer. Las náuseas y los vómitos se convirtieron en compañeros cercanos. Discutí con Dios de la misma manera que Nightbirde lo describe. Yo también conocí a Dios en el piso del baño. Se acercó a mí en mis momentos más oscuros y me dio la esperanza de su presencia. No le repugnaba mi ira, mi enfermedad o mis lágrimas.

Él se acercó y me di cuenta de que la esperanza a menudo es más clara cuando no tenemos nada a qué aferrarnos.

El piso del baño de la humanidad

¿Existe un lugar más humilde en el cual Dios se acerca a nosotros? Sí. En la cruz.

Dios el Hijo se encarnó y entró en este mundo asolado por el cáncer y devastado por el pecado para librarnos del mundo. Jesús fue voluntariamente a la cruz y experimentó el sufrimiento que nuestro pecado merece, para darnos todo lo que Él mereció con su vida perfecta. Podrías llamar a la cruz como el piso del baño de la humanidad. Dios nos encontró allí.

La esperanza del evangelio es la que nos permite no solo perseverar, sino también regocijarnos en medio del sufrimiento

Esa es la esperanza que Nightbirde comunica al mundo. Es una esperanza que el mundo, aunque cautivado, no puede alcanzar por sí mismo. La esperanza del evangelio es la que nos permite no solo perseverar, sino también regocijarnos en medio del sufrimiento.

Estados Unidos está fascinado con Nightbirde no solo porque su historia es convincente, sino porque parece poseer algo escurridizo que todos queremos. O más bien, alguien: el Dios que conoce nuestro dolor, se encuentra con nosotros en nuestro dolor y redime nuestro dolor. Con este Dios, nosotros también podemos tener una esperanza que nos permita cantar, junto con Nightbirde, el estribillo más improbable en un mundo de enfermedad y muerte: “Todo está bien”.


Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.
Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando