×

“Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús.” 2 Pedro‬ ‭1:2‬
Sin querer muchas veces transferimos mucho de nuestro entendimiento del mundo material al mundo espiritual. Creemos que las leyes de la física que gobiernan el universo también se aplican al ámbito espiritual.
A nosotros nos gusta esto, pues cuando entendemos las cosas creemos que las podemos controlar y sí, Dios ha diseñado lo que vemos con un sistema de “causa y efecto”. Así podemos movernos y anticipar ciertos resultados.
También, en este sentido, si vivimos a la luz de la Palabra y especialmente los principios de vida que encontramos en libros como Proverbios, podemos esperar también que nos irá mejor en este mundo que El creó que si simplemente los ignoramos. Siempre 1 + 1 = 2, etc.
Sin embargo, en las “matemáticas de Dios”, las cosas no siempre funcionan como esperamos y anticipamos. El siempre va a estar en “otro plano” e inclusive muchas veces rompe las reglas para llevar a cabo Sus propósitos perfectos.
Además, el tratar de seguir la Biblia lo mejor que podamos para que nos vaya bien en este mundo no significa que en realidad tenemos una relación personal con Dios.
Las Buenas Noticias para ti y para mí son que podemos estar seguros de que es “en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús” como dice el versículo, que podemos también anticipar no una suma, pero ¡una multiplicación! Una multiplicación de Su gracia y de Su paz al encontrarnos en el “favor de Dios” y gracias a la obra de justificación de Jesús por nosotros. Es “gracia sobre gracia”, “gracia sobreabundante” y obrando siempre en favor de Sus hijos.
Nos gozamos entonces en la realidad, como dice el versículo 3, de que,
“Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia”.
Piensa en esto y encuentra tu descanso en Él.

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando