×

La pascua es una de las fiestas más importantes para los judíos. Existen muchos datos bíblicos relevantes que revisten esta celebración. Aquí tienes nuestra lista de 24 versículos bíblicos sobre la pascua. Te invitamos a reflexionar en ellos y analices cómo esta fiesta apunta a Cristo, nuestra Pascua (1 Co 5:6).


“Entonces Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: ‘Saquen del rebaño corderos para ustedes según sus familias, y sacrifiquen la Pascua’” (Éxodo 12:21).

“Que los israelitas celebren la Pascua a su tiempo señalado” (Números 9:2).

“No podrás sacrificar la Pascua en cualquiera de las ciudades que el Señor tu Dios te da, sino que en el lugar que el Señor tu Dios escoja para poner allí Su nombre, sacrificarás la Pascua al atardecer, al ponerse el sol, a la hora en que saliste de Egipto” (Deuteronomio 16:5-6).

“Entonces el rey ordenó a todo el pueblo: ‘Celebren la Pascua al Señor su Dios como está escrito en este libro del pacto’. En verdad que tal Pascua no se había celebrado desde los días de los jueces que gobernaban a Israel, ni en ninguno de los días de los reyes de Israel y de los reyes de Judá” (2 Reyes 23:21-22).

“Cuando Jesús terminó todas estas palabras, dijo a sus discípulos: ‘Ustedes saben que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado’” (Mateo 26:1-2).

«El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: “¿Dónde quieres que hagamos los preparativos para que comas la Pascua?”. Y Él respondió: “Vayan a la ciudad, a cierto hombre, y díganle: ‘El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; quiero celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos’”. Entonces los discípulos hicieron como Jesús les había mandado, y prepararon la Pascua» (Mateo 26:17-19).

“Faltaban dos días para la Pascua y para la Fiesta de los Panes sin Levadura; y con engaño, los principales sacerdotes y los escribas buscaban cómo prender y matar a Jesús; pero decían: ‘No durante la fiesta, no sea que haya un tumulto del pueblo’” (Marcos 14:1-2).

“Los padres de Jesús acostumbraban ir a Jerusalén todos los años a la fiesta de la Pascua” (Lucas 2:41).

“Cuando llegó la hora, Jesús se sentó a la mesa, y con Él los apóstoles, y les dijo: ‘Intensamente he deseado comer esta Pascua con ustedes antes de padecer; porque les digo que nunca más volveré a comerla hasta que se cumpla en el reino de Dios’” (Lucas 22:15).

“La Pascua de los judíos estaba cerca, y Jesús subió a Jerusalén” (Juan 2:13).

“Cuando Jesús estaba en Jerusalén durante la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en Su nombre al ver las señales que hacía” (Juan 2:23).

“Estaba cerca la Pascua de los judíos, y muchos de la región subieron a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse” (Juan 11:55).

“Entonces Jesús, seis días antes de la Pascua, vino a Betania donde estaba Lázaro, al que Jesús había resucitado de entre los muertos” (Juan 12:1).

“Entonces llevaron a Jesús de casa de Caifás al Pretorio; era muy de mañana; y ellos no entraron al Pretorio para no contaminarse y poder comer la Pascua” (Juan 18:28).

“‘Pero es costumbre entre ustedes que les suelte a alguien durante la fiesta de la Pascua. ¿Quieren, pues, que les suelte al Rey de los judíos?’. Entonces volvieron a gritar, diciendo: ‘No a Este, sino a Barrabás’. Y Barrabás era un ladrón” (Juan 18:39-40).

“Por tanto, por causa del día de la preparación [de la pascua] de los judíos, como el sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús” (Juan 19:42).

“Limpien la levadura vieja para que sean masa nueva, así como lo son en realidad sin levadura. Porque aun Cristo, nuestra Pascua, ha sido sacrificado” (1 Corintios 5:6).

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando