×

No nos ha dejado huérfanos

El Espíritu Santo viene a nuestra vida y nos hace hijos de Dios por su presencia transformadora en nosotros. Es por ello que clamamos “Abba Padre” a nuestro Dios. Esta adopción significa que el plan redentor de Dios es formar una familia. Y por ello, nuestras familias deben ser expresiones de ese plan restaurador de Dios.

En este mensaje, el pastor Carlos Contreras nos exhorta a ser parte del propósito de Dios de traer su familia a aquellos que no tienen una.

Recursos relacionados:

CARGAR MÁS
Cargando