×

La batalla del creyente contra el pecado es real y constante. Mientras estemos en este mundo seguiremos siendo tentados y enfrentaremos a un enemigo que busca nuestra caída. Por eso, es importante que nos mantengamos alertas y hagamos morir el pecado en nuestros cuerpos mortales.

En este sermón, el pastor Salvador Gómez nos alienta a la luz de Romanos 8:13 a hacer morir el pecado, en el poder del Espíritu Santo. No peleando esta batalla con frustración y desaliento, sino más bien con esperanza por la victoria que Cristo ha ganado por nosotros.

CARGAR MÁS
Cargando