×

ÉL

Su corazón fue traspasado.

Sintió la punzada de la traición

y el dolor de la negación.

Su alma sangró.

Su fuerza cedió.

Su ánimo fue golpeado.

Con golpe mortal.

Lloró su alma y faltó el consuelo.

Solo, burlado, traicionado.

Ignorado. Abandonado.

Gimió de angustia,

angustia terrible.

Sufrió desprecio,

padeció burlas,

recibió indiferencia,

Su corazón lo sintió.

Se cansó su alma,

porque la aflicción era pesada.

Se rompió su corazón,

porque la presión era mucha.

Él, que nunca le falló a nadie.

Él, que todo lo hizo bien.

Él, que no conoció de malas intenciones.

Él, que no ofendió, ni cometió agravios.

Él sabe de corazones destrozados.

Él.

“Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en sufrimiento; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado y no lo estimamos” (Isaías 53:3).

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando