9 cosas que debes saber sobre la Catedral de Notre Dame

Ayer lunes, más de 400 bomberos franceses intentaron salvar la Catedral de Notre Dame de un incendio devastador. Aquí hay nueve cosas que debes saber sobre uno de los monumentos religiosos más históricos e icónicos de Europa:

1. Notre Dame de Paris (cuyo significado en francés es “Nuestra Señora de París”) es una catedral católica en París que tardó siglos en completarse. La piedra angular se colocó en 1163 en presencia del papa Alejandro III, y la construcción inicial se completó en 1260, casi cien años después. La catedral no fue consagrada oficialmente, sin embargo, hasta 1345. Incluso después de su finalización, la construcción y restauración continuó. Una media docena de otras campañas de construcción importantes se llevaron a cabo desde el siglo XII hasta el siglo XIV, y los cambios y restauraciones tuvieron lugar desde el siglo XVII hasta el siglo XXI.

2. Durante el fervor anticristiano de la Revolución Francesa, Notre Dame se convirtió en un Templo de la Razón y se dedicó nuevamente al culto ateo de la razón. Más tarde, cuando el Comité de Seguridad Pública, que controlaba Francia, decretó la adoración de un Ser Supremo, se volvió a dedicar al culto deístico del Ser Supremo. Cuando el interés en las nuevas religiones se desvaneció, la catedral se convirtió en un almacén de alimentos. 

3. Napoleón Bonaparte firmó un acuerdo en 1801 para restaurar la catedral a la Iglesia católica. Tres años más tarde decidió celebrar su ceremonia de coronación en la catedral, convirtiéndose en el primer francés en poseer el título de emperador en mil años. El papa Pío VII le entregó a Napoleón la corona, que el joven conquistador de Europa colocó sobre su propia cabeza.

4. En 1831, el novelista Victor Hugo escribió Notre Dame de Paris, publicado en inglés como El jorobado de Notre-Dame. Hugo comenzó a escribir la novela en parte para llamar la atención sobre el valor de la arquitectura gótica. Unos años antes, Hugo había publicado un artículo titulado Guerre aux Démolisseurs (“Guerra a los demoledores”), destinado a salvar la arquitectura medieval de París. Basado en parte en el esfuerzo de Hugo por llamar la atención sobre la catedral, el rey Luis Felipe ordenó en 1844 que se restaurara.

5. Desde 1856 hasta 2012, se tocaron cada 15 minutos las cuatro campanas principales de las torres del norte de la catedral. También se tocaron en eventos importantes, como el fin de la Primera Guerra Mundial en 1918, la liberación de París en 1944, y en honor a las víctimas del 11 de septiembre de 2001. Las cuatro campanas, que se llamaban Angélique-Françoise, Antoinette-Charlotte, Hyacinthe-Jeanne, y Denise-David, en honor a santos católicos franceses, fueron fundidas y reemplazadas por ocho nuevas en 2012. La razón del cambio fue recrear el sonido de las campanas originales del siglo XVII de Notre Dame.

6. El órgano de tubos de la catedral data del siglo XVIII y es el más grande de Francia. El instrumento tiene cinco teclados, 109 paradas, y casi 7,374 tubos. En la década de 1990 el órgano fue restaurado a un costo de 2 millones de dólares, y se requirieron 40,000 horas para completar la restauración. La actualización incluyó una interfaz digital de instrumentos musicales (MIDI) que registra y permite la reproducción instantánea, un sintetizador de voz, una impresora, y una línea telefónica a una oficina cerca de Versalles.

7. En 2013 se colocó una colmena de abejas que producen miel en el techo de la sacristía (es decir, la sala donde el sacerdote se prepara para el servicio). El tipo de abeja, las abejas de Buckfast, se criaron a partir de una cepa especial en un monasterio benedictino, y son conocidas por su gentileza. La colmena se encuentra en la catedral para “recordar la belleza de la creación y la responsabilidad del hombre hacia ella”.

8. La madera que se usó para enmarcar la catedral consistía en 1,300 robles que representan más de 21 hectáreas de bosque.

9. El incendio sucedido es parte de una larga historia de daños a la catedral. En el siglo XVI, tanto los hugonotes como el rey francés destrozaron y alteraron la estructura del edificio. Durante la Revolución Francesa, 28 estatuas de reyes bíblicos ubicados en la fachada oeste fueron decapitados porque las confundieron con estatuas de reyes franceses. El vidrio medieval sufrió daños menores por balas perdidas durante la liberación de París en 1944. Incluso la naturaleza la ha afectado, ya que cinco siglos de daños por el viento obligaron a retirar la aguja original en 1786.


Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.
Imagen: Edgardo W. Olivera/Flickr
CARGAR MÁS
Cargando