×

5 maneras de leer provechosamente el libro de Job

Creemos que toda la Escritura es inspirada por Dios, útil para enseñar, reprender, corregir, e instruir en justicia (2 Ti. 3:16-17). Pero algunos libros en la Biblia nos presentan más dificultades que otros.

Para leer Job bien necesitas estar preparado, dado que es, en muchos sentidos, un libro difícil.

Job es un libro difícil

Job es difícil porque trata con un tema difícil: el sufrimiento. Y Job sufre terriblemente. Su riqueza, hijos, y salud, sin mencionar su estatus en la comunidad, son violentamente arrebatados. Eso es desgarrador, no apto para los débiles de corazón.

Job es difícil porque no nos da necesariamente las respuestas que queremos. Queremos saber por qué sufren las personas buenas y piadosas, y el libro deja esa pregunta enteramente sin respuesta. De hecho, el propio papel de Dios en la calamidad de Job es nada menos que desconcertante.

Job es difícil porque gran parte del libro está contenido en las palabras de los amigos de Job, a quienes Dios finalmente declarará errados en sus discursos. Entonces, ¿cómo estás supuesto a saber qué creer? Y, si estás intentando predicar del libro, ¿cómo puedes construir un sermón sobre sus opiniones equivocadas?

Job no es un tratado filosófico independiente sobre la naturaleza del sufrimiento; se trata más de la verdadera experiencia del sufrimiento, y de lo que eso significa para nuestra relación con Dios

¿Y qué acerca del mismo Job? En los diálogos aparentemente interminables, la forma en que Job habla con Dios parece más engreída que paciente. Él discute con Dios y se queja de su situación. El libro parece ser un largo lamento. ¿No sé supone que los cristianos deben estar gozosos todo el tiempo?

Job también es difícil porque el 95 por ciento del libro es poesía. La literatura poética requiere una gran sensibilidad al arte de la metáfora y el símil, así como a los matices sutiles de las diversas formas de paralelismo hebreo. Nuestra capacidad de apreciar estas características se vuelve aún más desafiante al cruzar la vasta distancia cultural que nos separa del autor del libro.

Y Job es difícil simplemente porque es un libro extenso de 42 capítulos. Y la mayoría de estos capítulos son repetitivos y realmente deprimentes, con Job y sus amigos que siguen y siguen, discutiendo entre sí sin ceder un centímetro. Se ha dicho: “La frase tradicional ‘la paciencia de Job’, podría ser mejor [expresada] como ‘la paciencia del lector de Job’”. Quizás haya algo de verdad en eso.

Cómo sacar provecho a una lectura de Job

Leer Job es difícil, pero puede ser inmensamente provechoso. Aquí hay cinco consejos para ayudarte a extraer sus ricos tesoros.

1. Aprecia la forma literaria del libro

Las secciones narrativas de apertura y cierre de Job proporcionan un marco de referencia, pero el corazón del libro es su núcleo poético. Job no es un tratado filosófico independiente sobre la naturaleza del sufrimiento; se trata más de la verdadera experiencia del sufrimiento, y de lo que eso significa para nuestra relación con Dios.

Job es una obra maestra de arte dramático. Permite que su composición contribuya a su mensaje

El hecho de que hable en poesía en lugar de prosa indica que está destinado a tocar nuestros corazones, así como también nuestras cabezas. Su forma poética refleja la agitación emocional que experimenta Job. Y para apreciar su mensaje, el lector debe entrar en esa emoción de alguna manera. No puedes leer este libro desapasionadamente y esperar recibir lo que tiene para ofrecer.

Debes permitirte sentir algo de lo que Job siente, por muy incómodo que sea.

2. No te apresures a través de Job

Job tiene una longitud de 42 capítulos por una razón.

La agitación emocional del dolor y la aflicción es larga. No hay respuestas fáciles; no hay soluciones rápidas. La sanidad toma tiempo. Y el extenso diálogo entre Job y sus amigos, con su conflicto y confusión, imita la experiencia del verdadero sufrimiento. El libro no ofrece respuestas claras a las preguntas de Job, lo cual es lo que a menudo experimentan las personas en su dolor. El libro en sí presenta una imagen de la experiencia humana en un mundo caído, en el que las respuestas a estas preguntas nos eluden, y nos vemos forzados a simplemente confiar en Dios.

El libro invita al lector a un largo viaje, y en ese proceso nuestras vidas pueden verse sacudidas pero finalmente transformadas.

3. Lee Job poniendo atención a su carácter dramático

Observa las diferencias sutiles en las formas en que los tres amigos confrontan a Job, y la forma en que su disputa se vuelve más aguda y antagónica hacia Job.

Las protestas de Job no son reflexiones filosóficas indiferentes; son el estallido ardiente de alguien atrapado en un río embravecido de dolor y tristeza

Considera la función del discurso sobre la sabiduría en Job 28 en el flujo de la historia. ¿Podría ser un interludio que el narrador proporciona antes de la sección final? ¿Y por qué el misterioso Eliú es presentado de repente en Job 32, después del discurso final de Job? ¿Qué pistas da el autor sobre cómo debemos juzgar el papel de Eliú en el libro?

Este libro es una obra maestra de arte dramático. Permite que su composición contribuya a su mensaje.

4. Lee las palabras de Job con compasión

Job inicialmente responde de manera piadosa a su juicio con palabras que todos admiramos (Job 1:21; 2:10). Pero más adelante su pérdida lo hunde, y sus palabras de lamento y queja estallan rápidamente como un torrente. El destello de luz inicial que experimenta Job se desvanece, y desciende una profunda oscuridad, una noche oscura del alma.

Las protestas de Job no son reflexiones filosóficas indiferentes; son el estallido ardiente de alguien atrapado en un río embravecido de dolor y tristeza. Reconoce que aunque Job habla con dureza, continúa buscando a Dios. Más que nada, quiere confrontar a Dios. Le preocupa más una relación que las respuestas.

Y al final, Job es elogiado por Dios. Él persevera en su fe (ver Stg. 5:11).

5. Lucha personalmente con las preguntas que plantea Job

¿Adoras a Dios solo por los beneficios, o ves a Dios como digno de adoración simplemente por quién Él es?

Deja que la revelación de Dios en los capítulos finales te desafíe con la pregunta central del libro: ¿puedo confiar en la sabiduría de Dios en dirigir su mundo más que en mí sabiduría?

Sacudido, pero seguro

Sí, leer Job puede sacudirte.

Pero también puede elevar tus ojos a la gloria de Dios en medio de los misterios de la vida en este mundo, enseñarte compasión por los que sufren, y prepararte para enfrentar la aflicción con fe.


Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Harold Bayona.
Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando