×

El libro Nadie Como Él, escrito por Jen Wilkin es uno de esos libros que deben leerse por su contenido bíblico sobre el carácter de Dios.

Quisiera destacar aquí 20 frases del libro que destacaron para mí durante la lectura. Espero que te animen a indagar más sobre el carácter de Dios revelado en Su Palabra.


“Llevar su imagen significa ser totalmente humano, no ser divino. Significa ser seres limitados que reflejen las perfecciones de un Dios sin límites” (p. 23).

“En realidad, no hay un verdadero conocimiento del yo sin el conocimiento de Dios” (p. 31).

“Una de las verdades más aterradoras que la Biblia nos ruega que admitamos es que no conocemos nuestros propios corazones” (p. 34).

“La realidad es que nunca nadie ha creado algo. Nadie excepto Dios” (p. 40).

“Aquel que no tiene origen es el origen de la vida para todos” (p. 41).

“Los humanos debemos confesar: ‘Yo soy porque Él es’. Solo Dios puede afirmar: ‘YO SOY EL QUE SOY’” (p. 42).

“Nuestro deber no es ser originales, sino adorar a Aquel que es el origen de todas las cosas” (p. 48).

“Dios puede restaurar relaciones y circunstancias, o puede que sencillamente escoja darte esperanza en medio de la adversidad. No todo será renovado en esta vida, pero Su promesa de que cultivará en nosotros el fruto del Espíritu significa que podemos tener vida abundante, ya sea que mejoren o no las relaciones y las circunstancias” (p. 48-49).

“A diferencia del conejito de Energizer, las personas no tenemos que seguir… y seguir… y seguir… y seguir. Solo Dios puede hacer eso. Solo Dios es autosuficiente. Nuestro Dios es un Dios que no tiene necesidades. Lo que pretende ser el conejito de Energizer, lo que aspira ser la rueda del movimiento perpetuo, Dios ya lo es: una fuente autónoma de sustento perpetuo y perfecto” (p. 54).

“Gracias a Dios que Sus planes no dependen de mi fidelidad, que Su gozo no depende de mi buen comportamiento, y que Su gloria no depende de mí desempeño” (p. 56)

“Dios los [nos] creó con necesidades para que acudieran a la Fuente de todo lo necesario, admitieran su necesidad y le adoraran” (p. 58).

“La santificación es el proceso mediante el cual aprendemos dependencia, no autonomía” (p. 59).

“Debemos redimir el presente dejando tiempo para la práctica de la quietud y para guardar el día de reposo. Estas disciplinas nos ayudarán a permanecer confiadas a los pies de nuestro Señor” (p. 73).

“Debemos vivir confiadas en que sea cual sea el lugar donde nos encontremos, oscuro o luminoso, cerca o lejos, atemorizante o seguro, Él está allí” (p. 98).

“Si somos conscientes de que Él es testigo de todo lo que pensamos, hablamos y hacemos, aprenderemos a vivir con prudencia” (p. 98).

“Dejemos que sea Dios quien maneje todo conocimiento. Él es el único capaz, y además lo hará con sabiduría perfecta” (p. 110).

“Nuestro consuelo no viene de tener todo el conocimiento, sino de confiar en Aquel que sí lo tiene” (p.110).

“Lo que [Dios] ha revelado es suficiente para la salvación, necesario para la piedad, y sumamente digno de meditación” (p. 111).

“El poder infinito de Dios sería absolutamente aterrador si no estuviera acompañado por Su bondad infinita” (p. 127).

“La autoridad humana —la de los gobiernos y líderes— es delegada, otorgada temporalmente por el Dios que tiene toda autoridad” (p.135).

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando