×

Sabemos por la Palabra que si estamos en Cristo nuevas criaturas somos, que las cosas viejas pasaron y fueron hechas todas nuevas (2 Co. 5:17). También sabemos que no hay condenación para los que están en Cristo Jesús (Ro. 8:1).

¿Entonces por qué, si todo esto es cierto, el pecado en ocasiones parece vencernos? ¿Qué hace falta en nuestras vidas para que podamos apropiarnos de la libertad del poder del pecado que Cristo nos ha otorgado?

En este nuevo episodio Patricia Namnún y Chárbela de Salcedo conversan sobre un ingrediente esencial en nuestra lucha contra el pecado: la renovación de nuestra mente.

CARGAR MÁS
Cargando