×

Como pecadores que somos vamos a fallarle a otros en nuestras relaciones. Frente a esta inevitable realidad, es necesario que estemos en la continua disposición de reconocer nuestras faltas y pedir perdón cuando fallamos.

CARGAR MÁS
Cargando