×

Un artículo en el Orange County Register dijo que Rick Warren, pastor de la Iglesia Saddleback, “propone un conjunto de principios teológicos que incluye el reconocimiento de que los cristianos y los musulmanes adoran al mismo Dios”. ¿El Pastor Warren cree realmente que los cristianos y musulmanes adoran al “mismo” Dios?

En una entrevista publicada en el blog de Ed Stetzer, Warren dice que esa declaración es totalmente incorrecta. Además, añade:

PREGUNTA: ¿La gente de otras religiones adoran al mismo Dios que los cristianos?

WARREN: Por supuesto que no. Los cristianos tienen una visión única de Dios. ¡Creemos que Jesús es Dios! Creemos que Dios es una Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. No 3 dioses separados sino un solo Dios. Ninguna otra fe cree que Jesús es Dios. Mi Dios es Jesús. La creencia en Dios como una Trinidad es la diferencia fundamental entre los cristianos y todos los demás. Hay 2,1 billones de personas que se llaman a sí mismos cristianos . . . ya sea que sean católicos, ortodoxos, protestantes, pentecostales o evangélicos . . . y todos ellos tienen la doctrina de la Trinidad en común. Hindúes, musulmanes, testigos de Jehová, la Ciencia Cristiana, unitarios, y todos los demás no aceptan lo que Jesús enseñó acerca de la Trinidad.

Dado que tanto el Islam y el cristianismo son monoteístas, ¿qué estaría mal con afirmar que los cristianos y los musulmanes adoran al “mismo” Dios?

Hay dos razones por las que debemos abstenernos de aceptar esta afirmación: el respeto por la verdad y el respeto a la libertad de creencia religiosa.

La primera y más importante razón es que el Islam niega una verdad fundamental que es necesaria para afirmar el hecho de que los cristianos y los musulmanes adoran al “mismo” Dios. Una de las verdades axiomáticas básicas del cristianismo es que Dios es trino. Si bien esto puede ser una doctrina difícil de entender, casi todos los cristianos estarían de acuerdo en que Jesús no es una “parte” o “atributo” de Dios, sino que es una de las tres personas en la Trinidad. Un cristiano no puede hablar de “Dios” excluyendo a Cristo.

Cuando decimos que adoramos al “mismo” Dios estamos diciendo esencialmente que Judíos y musulmanes adoran a Cristo, y que simplemente no lo saben. Al tomar esta posición estamos negando tanto la validez de nuestra fe en Cristo como desechando la creencia de los musulmanes de que Jesús no es divino. En esencia estamos afirmando, ya sea que (1) a pesar de sus negación por lo contrario, los musulmanes reconocen que Jesús es Dios, o (2) que es posible conocer y adorar a Dios y más aún, negar que Cristo es Dios.

¿Qué hay de malo en afirmar que los musulmanes realmente piensan que Jesús es Dios pero que no lo saben?

Como cristiano evangélico tengo un profundo respeto por la libertad de creencia religiosa. Si bien puede ser necesario limitar ciertas acciones que se cometen en nombre de la libertad religiosa, no creo que estamos justificados en crear cadenas de libertad de pensamiento, sobre todo cuando se trata de la capacidad de aceptar o rechazar a Jesucristo. Debido a que el mismo Dios permite a los seres humanos rechazarlo, lo que podemos hacer es respetar ese mismo derecho.

La mayoría de los musulmanes son conscientes de la persona de Jesucristo y simplemente rechazan la afirmación de que él es Dios. Aunque no estoy de acuerdo con su conclusión, confío en que ellos tienen lo que consideran motivos justificados —al menos en simetría con su teología— del porqué rechazan a Jesús como Dios. Al jugar al “gato por liebre” como juego semántico  —afirmando que todos adoramos al mismo Dios, pero agregando un elemento en el que con ímpetu no estarían de acuerdo— mostramos una indiferencia y una falta de respeto para los musulmanes.

Aunque puede ser una falta de respeto, ¿no es más caritativo continuar haciendo la afirmación de que adoramos al “mismo” Dios?

La libertad religiosa es una libertad permitida divinamente. Como cristianos tenemos el deber de decir la verdad en amor y tratar con madurez los desacuerdos genuinos. La tolerancia religiosa no nos exige estar de acuerdo con los contenidos de otras creencias religiosas, sino que mostremos el respeto debido a nuestro prójimo, hecho a imagen de Dios. Si pasamos por alto nuestras profundas diferencias teológicas en base a un ecumenismo políticamente correcto, estamos siendo poco caritativos para los seguidores del Islam.

¿Cuál es la base para decir que no adoramos al “mismo” Dios?

Para arrojar luz sobre por qué la afirmación no puede ser verdad, vamos a poner los argumentos musulmanes y cristianos en forma lógica.

En primer lugar, el argumento de los musulmanes en la forma de un breve silogismo (modus ponens):

1. {Si P entonces Q} Si usted cree que Jesús es el hijo unigénito de Dios, entonces usted no cree en el único y verdadero Dios (Corán (Sura 112) – “Di: Él es Dios, el Uno y Único; Dios, el Eterno, Absoluto. No ha engendrado, ni ha sido engendrado, y no hay ninguno igual a él”).

2. {P} Los cristianos creen que Jesús es el hijo unigénito de Dios. (Juan 3:16)

3. {Q} Los cristianos no creen en el único Dios verdadero.

En segundo lugar, una forma extendida y detallada desde el punto de vista cristiano:

1. P – Los Evangelios de Mateo y Juan hacen afirmaciones precisas acerca de lo que Jesús dijo.

2. Q – Todo lo que Jesús dijo era verdadero.

3. R – Jesús dijo que él es el hijo unigénito de Dios. (Juan 3:16, 1, 2)

4. S – Jesús dijo que usted puede conocer al Padre si y solo si usted lo conoce a él primero. {Juan 8: 19, Mateo 11:27}

5. T —> U – Si niegas que Jesús es el hijo unigénito de Dios, entonces no conoces a Jesús. {Modus ponens, 1, 2, 3}

6. U —> V – Si no conoces a Jesús, entonces no conoces al Padre. {Modus ponens, 4}

7. T —> V Si niegas que Jesús es el hijo unigénito de Dios, entonces no conoces al Padre. {Silogismo hipotético, 5, 6}

8. W – Los musulmanes niegan que Jesús es el hijo unigénito de Dios. (Corán (Sura 112) – “Di: Él es Dios, el Uno y Único, Dios, el Eterno, Absoluto No ha engendrado, ni ha sido engendrado, y no hay ninguno igual a Él”)

9. T & W – Ustedes niegan que Jesús es el hijo unigénito de Dios y los musulmanes niegan que Jesús es el hijo unigénito de Dios. {Conjunción, 5, 8}

10. W —> V – Si los musulmanes niegan que Jesús es el hijo unigénito de Dios, entonces los musulmanes no conocen al Padre. {Simplificación, Modus ponens, 7, 9}

Tu argumento gira en torno a la afirmación de que los musulmanes niegan que Jesús es el hijo unigénito de Dios. Es cierto que están equivocados pero ¿no podrían estar equivocados y adorar al “Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob”? Después de todo, en la historia de Jesús y la mujer samaritana en el pozo, Jesús le dice que los samaritanos adoran lo que no conocen, pero no dicen que es un Dios diferente al que ellos adoran. ¿Por qué lo mismo no puede ser cierto para los musulmanes?

Hay dos razones por las que creo que esto no es una opción verosímil:

1) Los musulmanes no adoran al “Dios de Abraham”, como los judíos y cristianos lo conciben. Su punto de vista de Dios es radicalmente diferente de Yahweh. Aparte de reclamar el linaje de Abraham, su concepción de Dios es tan radicalmente diferente de la nuestra, que hay poca base a la idea de que están hablando del mismo Ser.

2) Como lo afirma la historia de Jesús y la mujer samaritana (Juan 4: 1-26,  la mujer le respondió: “Yo sé que el Mesías viene (al que llaman Cristo). Cuando él venga, nos declarará todas las cosas “. Jesús le dijo: “Ese soy yo, el que habla contigo”. Los versículos 39-42 añaden un detalle clave:

Muchos samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por el testimonio de la mujer: “Me dijo todo lo que he hecho”. Así que cuando los samaritanos vinieron a él, le pidieron que se quedara con ellos, y se quedó allí dos días. Y muchos más creyeron por su palabra. Y decían a la mujer: “Ya no es por lo que tú dijiste que creemos, porque nosotros mismos hemos oído y sabemos que éste es verdaderamente el Salvador del mundo”.

Cuando a los samaritanos les fueron presentadas las afirmaciones de Jesús, ellos lo aceptaron como el “Salvador del mundo”. En contraste, los musulmanes también son conscientes de las pretensiones de Jesús y lo rechazan como Mesías e Hijo de Dios.

Si su argumento es acertado, entonces ¿no se aplicaría también a los judíos? ¿Estás diciendo que los judíos no adoran al “mismo” Dios que los cristianos?

Para responder a esta pregunta, voy a dar paso a mi compañero bloguero de TGC Trevin Wax, cuyo punto de vista sobre el tema afirmo totalmente:

Algunos lectores podrían afirmar que “Jesús es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob” con el fin de eliminar muchos dioses plurales. Pero, ¿dónde deja eso a nuestros amigos judíos, ya que afirmarían fácilmente la misma declaración? Usted podría decir: “¡Judios y cristianos comparten el mismo Dios! Es sólo acerca de Jesús en lo que no estamos de acuerdo”. Al decir esto, los cristianos muestran una muy evidente tergiversación de Yahvé – el Gran Yo Soy.

Dios no es Dios separado de Jesús. No tiene sentido tratar de definir el Dios de Abraham, Isaac y Jacob separado de Jesucristo. Ese es el problema pluralista que azota tantas partes cristianas hoy. Debido a que no puedes explicar el Dios de la Biblia sin involucrar la Trinidad, nunca podrás explicar completamente cómo la afirmación de que “Jesús es Dios” tiene sentido.

Puesto que los cristianos creen en un Dios trino –Yahweh en tres Personas–: Padre, Hijo y Espíritu Santo, en realidad minimizamos la divinidad de Cristo al afirmar que nuestro Dios es el mismo que el de nuestros amigos judíos. Como cristianos, creemos que Jesús es tan importante que no se puede definir la identidad de Dios separada de él.

Entonces, ¿cuál es la respuesta? ¿Qué nos puede ayudar a pasar a través de algunos de los papeleos teológicos y nos llevará al punto en el que una vez más podamos hacer una declaración firme por el evangelio?

Aquí está la declaración que le recomiendo masticar un poco: DIOS ES JESÚS. Cuando ves a Jesús, estás viendo a Dios, no sólo porque Jesús es Dios, sino también porque Dios es Jesús. Jesús es Aquel que nos muestra quién es Dios y cómo es Dios.

Este artículo fue publicado originalmente el 7 de marzo 2012 para The Gospel Coalition. Traducido por Luz Guillen.
Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando