¿Cómo puede Dios ser uno y tres a la misma vez?

La Trinidad es el misterio fundamental de la fe cristiana. Trinidad es esa palabra que usamos para describir la naturaleza de Dios: Él es un Dios y tres personas. 

Para dar una breve definición: Dios existe eternamente como tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y cada persona es plenamente Dios, y hay sólo un Dios.
[1]

A pesar de que no haya una mención explícita de la Trinidad en la Biblia, hay pasajes que nos apuntan hacia ella. En Mateo 3:16–17 vemos a Juan bautizar a Jesús (allí está una persona), los cielos se abren y el Espíritu (allí está la segunda) desciende sobre él, y se escucha la voz del Padre (allí está la tercera). Tres personas de la Trinidad en un lugar a la misma vez.

Génesis 1:26 nos muestra que Dios se identifica a si mismo con el pronombre posesivo nuestra en vez de mi, refiriendo a la imagen en la cual el hombre fue creado. Esto parece indicar una pluralidad de personas en la naturaleza de Dios. Dios es un Dios y tres personas.

Jesús le dice a los discípulos en Juan 14:15-17, “Entonces Yo rogaré al Padre, y Él les dará otro Consolador para que esté con ustedes para siempre”.  Claramente Jesús les esta diciendo que Él le rogará al Padre para enviarles al Espíritu Santo. Estos pasajes solo tienen sentido en el contexto de un Dios multi-personal, no una persona con varios disfraces. 

¡Tiempo! ¿Cómo puede Dios ser uno y tres a la misma vez? ¿Suena como una contradicción, no? En realidad, no.

Decir que Dios por la eternidad ha sido y continua siendo un Dios y tres personas no quiebra la ley de no-contradicción. Decir que Dios es un Dios y tres Dioses sí sería una contradicción. Decir que Dios es una persona y tres personas también es una contradicción. Pero decir que Dios es un Dios y tres personas es una cosa completamente distinta.

Esta es la realidad de la Trinidad: la forma en que Dios es uno es diferente que la forma en que Dios es tres.

Dios es uno en esencia

Dios es uno en cuanto a su esencia, su sustancia. La Trinidad, las tres personas, consisten de una misma sustancia. Esa sustancia es lo que hace que Dios sea Dios. Es su deidad. No es algún material, ni nada físico. Es Su “Dios-idad”. La más clara imagen que tenemos en las Escrituras para entender cómo se mira la esencia de Dios es nada más y nada menos que Jesús. 

Colosenses 2:9 dice, “Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en Él…”. ¿Quieres ver la a esencia de Dios? Mira a Jesús. Esa misma esencia que hace que Jesús sea Dios es la que hace que el Padre y el Espíritu Santo también sean Dios.

Dios es tres Personas

Hay algunos pasajes que nos indican que el Padre es 100% Dios (Juan 6:27, 1 Corintios 8:6, 2 Corintios 1:3). Hay otros pasajes que nos indican que el Hijo es 100% Dios (Mateo 28:9; Colosenses 1:16-17, Romanos 1:3-4). E incluso hay otros pasajes que muestran que el Espíritu Santo es 100% Dios (Hechos 5:3-4; Juan 14:16; 2 Corintios 3:16-18).

Pero si tomamos en cuenta todo el consejo de Dios, también veremos que la Palabra nos dice que Dios es uno (Deuteronomio 6; 1 Samuel 2:2, Juan 5:44, y Romanos 3:30). Entonces, ¿qué hacemos? Lo que no debemos hacer es tratar de racionalizar realidades complicadas para hacerlas más fácil de tragar o explicar.

Nuestra responsabilidad sí involucra nuestra razonamiento —es algo que Dios nos ha dado y refleja su naturaleza— pero nunca lo debemos usar para contradecir cosas en la Biblia que son claramente enseñadas pero no claramente entendidas. Que algo no sea fácil de entender no significa que no sea verdadero. 

Un misterio fundamental

Dios es un misterio (Job 11:7). Aunque eso nos pueda confundir a veces, también nos muestra que Él es Dios, supremamente e infinitamente más allá de nosotros (Rev. 1:8). Si Dios fuera una creación humana, entonces esperaríamos poder explicarlo humanamente. Pero ese no es el Dios que se nos ha sido revelado en la Biblia. Es un Dios misterioso. No domesticado por hombres y no fácil de comprender.

A pesar de que hay cosas que no podemos entender acerca de Dios, sí podemos saber que es totalmente posible que el sea uno y tres a la misma vez. Él es un solo Dios, de una esencia, que existe eternamente cómo tres personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

 


[1]
Grudem, Wayne (2012-07-03). Teologia Sistematica de Grudem: Introduccion a la doctrina biblica (Spanish Edition) (Kindle Locations 6146-6148). Vida. Kindle Edition.

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando