×

La semana pasada se cumplió el 450 aniversario de la muerte de Juan Calvino. Aquí hay nueve cosas que usted debe saber sobre el teólogo y reformador francés.

1. Desde muy temprana edad, Calvino fue un estudiante precoz que sobresalió en latín y filosofía. Se estaba preparando para estudiar teología en París, pero su padre decidió que debía ser abogado. Calvino pasó media década en la Universidad de Orleans estudiando derecho, una carrera que no amaba.

2. Calvino escribió su Magnum Opus, Los Institutos de la Religión Cristiana, a la edad de 27 (aunque actualizó la obra y publicó nuevas ediciones a lo largo de su vida). Este trabajo fue ideado como un manual elemental para aquellos que querían saber algo acerca de la fe evangélica: “la suma total de la piedad y de lo que es necesario saber sobre la doctrina de la salvación”.

3. Inicialmente, Calvino no tenía ningún interés en ser pastor. Mientras se dirigía a Estrasburgo hizo un desvío en Ginebra, donde se reunió con el líder de la iglesia local, Guillermo Farel. Calvino dijo que solo se quedaría una noche, pero Farel argumentó que era la voluntad de Dios que permaneciera en la ciudad y se convirtiera en pastor. Cuando Calvino protestó diciendo que era un erudito, no un predicador, Farel pronunció un gran juramento, que Dios maldijera todos los estudios de Calvino a menos que él se quedara en Ginebra. Calvino dijo más tarde, “Me sentí como si el Dios del cielo hubiera puesto su mano poderosa sobre mí para detenerme en mi carrera, y yo estaba tan aterrorizado que no continué mi camino”.

4. Calvino fue padrastro (se casó con una viuda, Idelette, que tenía dos hijos), pero no tuvo niños propios que le sobrevivieran. Su único hijo, Jacques, nació prematuramente y sobrevivió solo brevemente. Cuando murió su esposa le escribió a su amigo, Viret: “He sido desconsolado de la mejor amiga de mi vida, con quien, si así me hubiera sido ordenado, habría compartido voluntariamente no splo mi pobreza, sino también de mi muerte. Durante su vida fue la fiel ayudante de mi ministerio. De ella nunca experimenté el menor obstáculo”.

5. Durante su ministerio en Ginebra, Calvino predicó más de dos mil sermones. Predicaba dos veces los domingos y casi todos los días de la semana. Sus sermones duraban más de una hora y no usaba notas.

6. Alrededor de 1553, Calvino comenzó una relación epistolar con Miguel Servet, teólogo y médico español. Servet escribió varias obras con puntos de vista antitrinitarios por lo que Calvino le envió una copia de sus Institutos en respuesta. Servet se lo devolvió rápidamente, agregando notas detalladas con observaciones críticas. Calvino escribió a Miguel Servet: “Yo no te odio ni te desprecio, ni quiero perseguirte; pero me gustaría ser tan duro como el hierro contigo cuando te contemplo insultar la sana doctrina con tanta audacia”. Con el tiempo sus correspondencias se hicieron más candentes hasta que Calvino les puso fin.

7. Alrededor del año 1500, negar la Trinidad era una blasfemia que se consideraba digna de muerte en toda Europa. Servet fue condenado a muerte por la Inquisición católica francesa debido a que había escrito libros que negaban la Trinidad y denunciaban el pedo-bautismo (bautismo de infantes). Servet escapó de prisión en Vienne y huyó a Italia, pero se detuvo en el camino, en Ginebra. Después de asistir a un sermón de Calvino, Servet fue detenido por las autoridades de la ciudad. Los inquisidores franceses pidieron que fuera extraditado a ellos para su ejecución, pero los funcionarios en Ginebra se negaron y lo llevaron ellos mismos a juicio por herejía. Aunque Calvino creía que Servet merecía la muerte por causa de lo que calificó como sus “blasfemias execrables”, quería que el español fuera ejecutado por decapitación como un traidor y no por el fuego como un hereje. El ayuntamiento de Ginebra rechazó su petición y Servet fue quemado en la hoguera, con lo que se creía que era el último ejemplar de su libro encadenado a su pierna.

8. En Ginebra, la principal preocupación de Calvino fue la creación de un colegio, un instituto de educación para niños. Aunque la escuela era una institución sencilla, estaba dividida en dos partes: una escuela primaria llamada el collége y una escuela avanzada, llamada la académie. En cinco años habían 1.200 estudiantes en la escuela primaria y 300 en la escuela avanzada. El collége se convirtió eventualmente en el Colegio Calvino, una de las escuelas preparatorias para la universidad de Ginebra, mientras que la académie se convirtió en la Universidad de Ginebra.

9. Calvino mismo trabajó casi hasta su muerte. Como señala la historia cristiana, cuando no podía caminar los pocos cientos de metros hasta la iglesia, era llevado en una silla a predicar. Cuando el médico le prohibió salir a través del aire de invierno hacia la sala de conferencia, lleno de gente su habitación y dio conferencias allí. A los que le instaban a descansar, les preguntaba: “¿Qué? ¿Quieren que el Señor me encuentre ocioso cuando venga?”.

Este artículo fue publicado originalmente el 28 de mayo 2014 para The Gospel Coalition. Traducido por Eddy Garcia.
CARGAR MÁS
Cargando