Dios no quiere TU felicidad - Coalición por el Evangelio

Dios no quiere TU felicidad

La buena noticia es que Dios no quiere felicidad: Él quiere hacerte verdaderamente feliz.