×

Un recurso para ayudar a los jóvenes a entender mejor el cristianismo

Una reseña del libro «10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo» (Andamio Editorial, 2022).

Comenzaré diciendo que no escribo esta reseña como alguien que pertenece a la audiencia para la cual fue escrito este libro. Sin embargo, la escribo como padre de una niña que todavía es pequeña. Me anima mucho que se publiquen recursos en español que alienten a una fe informada y bíblica, y que consideren el entretenimiento que los niños y jóvenes consumen hoy.

Rebecca McLaughlin es consciente de estas necesidades al escribir el libro 10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo (Andamio Editorial, 2022). En este recurso, la autora busca que su hija de diez años asuma el riesgo de enfrentar un mundo cada vez más polarizado. El libro también tiene el propósito de equipar a los padres cristianos para ayudar a sus hijos con este desafío:

En lugar de proteger a mis hijos de ideas discrepantes o animarlos a considerar todas las creencias como iguales, quiero equiparles para que mantengan conversaciones reales con personas reales que piensan de manera muy diferente a ellos y a mí. Quiero que aprendan a escuchar bien y a cuestionar lo que les dicen. Si lo que creo es verdad, pasará la prueba (p. 13).

10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo

10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo

Andamio Editorial. 176 páginas.

En 10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo (Andamio Editorial, 2022) Rebecca McLaughlin busca que su hija de diez años asuma el riesgo de enfrentar un mundo cada vez más polarizado. El libro también tiene el propósito de equipar a los padres cristianos para ayudar a sus hijos con este desafío.

Andamio Editorial. 176 páginas.

Sin embargo, la preocupación mayor que aborda esta escritora y madre no está en el conocimiento o en producir respuestas ensayadas. En cambio, está en que estos mismo asuntos afirmen la fe de sus hijos en Jesús.

No quiero que mis hijos crean en Jesús únicamente porque yo lo digo o porque es la religión más grande y diversa en el mundo o solo porque ir a la iglesia te hace más feliz, te sientes más sano y eres más generoso hacia los demás. Quiero que vean a Jesús por sí mismos y que crean que lo que Jesús dice acerca de Él es verdad. Querer esto para mis hijos no implica que esconda los otros asuntos (p. 13).

No juzgues el libro por su portada

Tal vez te acerques al título del libro con la misma preocupación por la vida espiritual de tus hijos, pero la tentación es imponer a cualquier libro la carga de responder a nuestras preguntas y hacerlo de la misma forma que lo haríamos nosotros. Por ejemplo, antes de comenzar, registré mi lectura en una aplicación donde otras personas califican los libros que han leído. Las opiniones estaban en ambos lados del espectro: algunos lo consideran como una buena herramienta para comenzar a hablar de ciertos temas con sus hijos, mientras que otros lo consideraban insuficiente y casi innecesario.

Sin embargo, esas opiniones podrían estar fundamentadas en aspectos personales y necesidades particulares, así que quiero ayudarte a verlo desde el punto de vista más objetivo posible porque considero esta obra como valiosa para los lectores.

  • 10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo es un libro de 176 páginas que aborda diez preguntas importantes. Así que no esperes que sea exhaustivo, pero sí puedes esperar que sea claro y despierte el hambre por saber más.
  • Está escrito con empatía y cuidado. Aunque algunos de los temas pueden ser difíciles de abordar, como la atracción hacia el mismo sexo. McLaughlin los aborda de manera comprensible, evita detalles innecesarios y tiene en mente a su hija mientras relata sus propias experiencias.
  • La autora escribe para una audiencia compuesta tanto de cristianos como no cristianos. Esto se ve reflejado en el desarrollo del libro, ya que con frecuencia enfatiza razones entregadas por personas no cristianas para validar sus afirmaciones o las razones proporcionadas por grandes científicos cristianos en cuanto a estas verdades.
  • Una de las mayores críticas que los lectores en inglés señalan es que hace referencias a películas de Disney o a letras de canciones pop. Puedo decirte que la forma en que la autora conecta estos recursos con la vida tiene el propósito de hacerlo más accesible para la edad de sus lectores, casi como historias o ilustraciones, no como la base de su enseñanza.
  • El título en español puede dar una falsa impresión sobre la audiencia a la que está dirigido. Al considerar el punto anterior y sumado al lenguaje usado, este libro es ideal para edades de entre nueve a doce años y principalmente para niñas, ya que la mayoría de referencias son femeninas (es natural porque la autora escribe a su hija).

Las primeras nueve preguntas son importantes en función de cómo nuestros jóvenes deben vivir la vida cristiana. Pueden incluso ser intelectualmente hábiles, pero si no se plantean la décima pregunta y nunca la responden bíblicamente, nada tendrá para ellos un sentido completo. La décima pregunta, ¿Cómo puedes creer en el cielo y el infierno?, aborda temas como el significado del cielo y el infierno, el pecado y el juicio y la salvación.

¡Vaya preguntas!

Como dije antes, este libro abarca diez temas urgentes sobre la vida cristiana y cómo el mundo está ejerciendo una presión cada vez mayor sobre la iglesia de Cristo por medio de los hijos.

Habla del racismo y la esclavitud, el matrimonio y la sexualidad, el género y las cuestiones relacionadas con el transgénero, el aborto y la pornografía, el 11 de septiembre, Hitler, Stalin, el cielo y el infierno (p. 14).

Como padres, maestros o como personas interesadas en el bienestar de una nueva generación de cristianos, surgen algunas preguntas: ¿Con qué respaldo escribe la autora sobre estos temas? ¿Es solo una mamá que investigó por su cuenta y decidió escribir un libro? McLaughlin tiene un doctorado en Literatura del Renacimiento de la Universidad de Cambridge y una licenciatura en teología de Oak Hill College en Londres. Además, tiene varios libros sobre la relación del cristianismo con la cultura, el más reciente es El credo secular.

También escribió el libro Confronting Christianity: 12 Hard Questions for the World’s Largest Religion [Enfrentando el cristianismo: 12 preguntas difíciles para la religión más grande del mundo]. Este libro se basa en entrevistas que hizo a científicos, sociólogos, biólogos y otros expertos alrededor del mundo.

Considero justo que toda esa investigación, traducida en un lenguaje propio para jóvenes, es una excelente base para abordar las cuestiones que de una u otra forma llegarán a sus oídos. Es importante considerarlos antes de que lleguen a sus corazones.

La invitación

Es vital que los hijos sepan que no se trata de cuánto saben o de ganar discusiones con los que no creen en Jesús, ni siquiera se trata de tener una visión correcta del cristianismo en un mundo que muy pronto les causará problemas (si no lo está haciendo ya). Se trata de enfrentar la realidad del pecado.

Antes de terminar, McLaughlin ofrece palabras de esperanza:

Todos tenemos la oportunidad de poner nuestra confianza en Jesús. Sea lo que sea que hemos hecho, sea lo que sea que pensamos, da igual cómo hayamos vivido. Si clamamos a Jesús, nos recibirá con los brazos abiertos (p. 152).

Doy gracias a Dios por recursos como 10 preguntas que todo joven debe plantearse (y responder) sobre el cristianismo, porque ayudan a padres como yo a navegar en este mundo con respuestas sensatas. Sobre todo, porque nos ayudan a conducirnos con una visión bíblica que busca la transformación real que solo puede ofrecer el evangelio por medio del Espíritu Santo.

Te invito a dejar cualquier miedo sobre exponer a tus hijos a estos temas, a poner de lado algún prejuicio respecto a las referencias que usa la autora, y te concentres en mostrarles la fe en Jesús. Esta fe no solo cambia mentes y ofrece respuestas, sino que también tiene el poder de cambiar su corazón para gloria de Dios.

Puedes leer un fragmento de este libro: Cómo Cristo redefine nuestro entendimiento del bien.

CARGAR MÁS
Cargando