El rol del Espíritu Santo en la lectura bíblica

Compartir

“Sin el Espíritu de Dios, no podemos hacer nada. Somos como barcos sin viento, ramas sin savia, y como carbones sin fuego: somos inútiles”, Charles Spurgeon

El ser humano tiene gran dificultad en mantener el balance. Sin desearlo, por años la Iglesia hizo un énfasis desmedido en mandatos exteriores y formas que era la muestra de que una persona era verdaderamente “cristiana”. Hoy en muchas partes parece que se nos ha olvidado que la gracia conlleva una serie de mandamientos, y que la santidad es tan exuberante que, si bien es algo interno, se desborda en el exterior de una persona. Pero en pocas cosas es tan notable esta falta de balance como en el rol y el entendimiento del Espíritu Santo en nuestros días.

En esta segunda sesión de “Lee la Biblia y aplícala”, trato de recordarnos la inescapable realidad de que separados del Espíritu de Jesús, no podemos entender ni aplicar la Biblia. Puedes ver el video de la enseñanza ahí debajo, y descargar aquí la presentación.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =

CARGAR MÁS
Cargando