Perfecto Salvador

Perfecto Salvador, de Martín Manchego, es un álbum de estilo pop que a la vez experimenta con arreglos de blues, country, y folk. Lanzado en junio de 2017, incluye ocho temas, seis de los cuales cuentan con versiones instrumentales. En total se nos ofrecen catorce canciones que suman más de 56 minutos de reproducción. El álbum se divide en tres partes: cinco temas con lírica, sus cinco versiones instrumentales de los anteriores, finalizando con tres bonus tracks y la versión instrumental de una de ellas.

Solo en Cristo Versión Instrumental
Más que la miel Versión Instrumental
Perfecto Salvador Versión Instrumental
En la tempestad Versión Instrumental
Salmo 128 Versión Instrumental
Toma mis manos (Bonus Track) Versión Instrumental
Confiaré  (Bonus Track)
Hallé un buen amigo (Bonus Track)

 

En detalle

Cada una de las canciones de Perfecto Salvador cuenta con letras Cristo-céntricas, llenas de las verdades de la Palabra de Dios. En ocasiones se hace referencia a la Escritura de forma indirecta, como en Solo en Cristo, que nos invita a depositar nuestra confianza en Jesús sabiendo que solo en Él se encuentra salvación, consuelo, y perdón. Por otro lado, en Más que la miel, una balada con un estilo muy característico del pop en español de los 90, está compuesta en su mayoría por citas textuales de la Biblia. Por ejemplo, el primer verso inicia con el salmo 119:25, 27, y 28a, el puente repasa el salmo 19:7-8a, y el coro corresponde al verso 12 del capítulo 4 de Hebreos:

Viva y eficaz,
más cortante que toda espada.
Discierne la intensión de mi corazón,
quebrantada deja mi alma.

Perfecto Salvador, el tema que titula el álbum, inicia suave con un fondo de piano y cuerdas frotadas. Paulatinamente se intensifica hasta llegar al clímax no solo musical sino también de la lírica, enfocándose en la condición pecaminosa del hombre y la salvación provista por los méritos de Cristo. El coro de la canción afirma: De mi iniquidad me salvaste y me llevaste, de abundante maldad me limpiaste y hoy vivo para ti. Luego tenemos los rasgueos de guitarras y un órgano ochentero que marcan el principio de En la tempestad, un tema que exhorta al creyente a no afligirse en medio de los problemas, pues no se comparan con la gloria venidera del Dios soberano. La última frase del estribillo nos recuerda Romanos 8:28, que los que aman al Señor, todas las cosas les ayudan a bien.

El tema Salmo 128 resalta del resto de canciones, pues se trata de una bossa nova que está delicadamente combinada con extractos del salmo en mención. El característico vaivén rítmico del sonido brasileño la hacen una canción de acompañamiento ideal para la meditación de esta porción Bíblica. Toma mis manos es un tema acústico guiado por melódicos arpegios de guitarra y, haciendo a un lado la batería para introducir un cajón peruano, forma un ambiente relajante para que el intérprete realice un ofrecimiento a Dios de sus manos, voz, mente, y ser para que estos sean medios para dar gloria al Creador.

Yo en Dios confio,
sé que Él me sostendrá,
todo aquí es pasajero pero eterna es Su verdad.

Así inicia el segundo verso de Confiaré, una balada con un arreglo pop-blues. Una canción sencilla y funcional. El álbum cierra con broche de oro, incluyendo Hallé un buen amigo, un dulce clásico congregacional escrito por Charles Fry.

En conclusión

Perfecto Salvador es un álbum bien logrado. Cuenta con temas para diferentes ocasiones, desde para escuchar en el auto o durante las labores diarias, hasta para hacer un devocional personal y, por qué no, para cantar en la iglesia local. ¡Gloria a Dios por lo que Él está haciendo en la iglesia de habla hispana! Oremos para que más recursos como este se produzcan en Latinoamérica.

ESCUCHA “PERFECTO SALVADOR” EN SPOTIFY

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando