×

Los uigures son un grupo musulmán minoritario en China que enfrentan sistemáticas violaciones de sus derechos humanos. Recientemente una familia misionera de cuatro que servían entre ellos, fueron evacuados después de que la policía se llevó a un colega para ser interrogado. Tenían solo siete horas para escapar.

La familia terminó otra vez en los Estados Unidos, perdidos, quebrantados y confundidos. Se sentían culpables por dejar a sus amigos atrás y tristes de no poder participar de las grandes cosas que Dios estaba haciendo.

Un tiempo después, ellos descubrieron que su ciudad en los Estados Unidos albergaba a un número de familias uigures. Pudieron establecer conexiones, amar y apoyar a estos refugiados. Más tarde, su iglesia fue anfitrión de un evento de oración y concientización. Muchos uigures asistieron y el Señor los llenó de su amor abrumador.

Una familia uigur empezó a estudiar las Escrituras y ahora está compartiendo la esperanza que tienen en Él con muchos otros. ¡Alabado sea Dios! Él ve, Él conoce y Él cuida de los oprimidos.

Maneras de orar:

  • Alabada sea la misericordia del Señor que nos permite participar en sus buenos planes.
  • Para que las iglesias vean y alcancen la diáspora de los uigures, quienes con frecuencia están solos y heridos.
  • Para que termine la trata humana de los uigures en su tierra natal y para que la luz de Dios brille aún en los campos de concentración.

“En mi angustia invoqué al Señor,
Y clamé a mi Dios;
Desde Su templo oyó mi voz,
Y mi clamor delante de Él llegó a Sus oídos” (Salmo 18:6).


DONAR AHORA

Tu donación a la iniciativa de recursos globales de TGC se destinará directamente al desarrollo y distribución de recursos centrados en el evangelio para la mayoría del mundo. ¡Gracias!

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando