×

Aunque Kenia es considerada una nación cristiana, las prácticas culturales étnicas con frecuencia se mezclan con verdades bíblicas. Hay una gran necesidad de líderes capacitados para las más de 80,000 congregaciones.

Recientemente, un pastor de Kenia le dijo a su congregación que podían salvarse haciendo buenas obras. Ese día, sentados en las bancas había un grupo de niños desde segundo grado hasta la escuela secundaria que pertenecían a un orfanato local. Cuando regresaron a casa, estaban angustiados. Le insistían a sus cuidadores que eso no es lo que enseña la Biblia.

Los niños acababan de terminar un estudio bíblico diario sobre el libro de Romanos de 30 semanas, por lo que conocían muy bien el concepto de la gracia. Pero ese momento no fue solo una coincidencia desafortunada para ese pastor en particular: estos niños estaban en medio de un estudio bíblico de 553 semanas. Eso es más de 10 años de memorización de versículos y preguntas de estudio. El plan de estudios fue escrito por teólogos reformados y se usa en África, parcial o completamente, en orfanatos, escuelas bíblicas, grupos de viudas e iglesias asociadas. Miles de estudiantes, maestros, empleados, líderes y miembros de la iglesia lo han usado para estudiar la Biblia.

En un país que está lleno de iglesias, pero también lleno de falsas enseñanzas, ese plan de estudios es un verdadero regalo. ¿Te imaginas lo que el Señor puede hacer con estos niños si crecen creyendo estas verdades del evangelio con todo su corazón? ¡Señor, que así sea!

Maneras de orar:

  • Da gracias al Señor por este programa de estudio bíblico profundo y teológicamente rico. 
  • Por oportunidades para comenzar estos estudios bíblicos en más escuelas en toda África.
  • Por los miles de cristianos confundidos en Kenia y en toda África, que todavía tratan de guardar la ley con sus propias fuerzas.

“Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor uno es. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. Las enseñarás diligentemente a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos” (Deuteronomio 6:4-8).


DONAR AHORA

Tu donación a la iniciativa de recursos globales de TGC se destinará directamente al desarrollo y distribución de recursos centrados en el evangelio para la mayoría del mundo. ¡Gracias!

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando