×

En 2010, casi el 90% de la población chilena se identificó como cristiana, pero ese número no dice toda la historia. Un número creciente de la población no estaba afiliada a ninguna religión. De los que dicen ser católicos (64%), muchos eran nominales. Del 17% de los chilenos que eran protestantes, la mayoría creía en alguna forma del evangelio de la prosperidad. Casi el 60% de los protestantes de Chile, así como el 48% de los católicos, dijeron a los investigadores que Dios otorga riqueza y buena salud a los creyentes que tienen suficiente fe.

Un grupo de iglesias se unió a Misión Operación Urbana, un programa que se centró en la evangelización callejera en las principales ciudades chilenas. A medida que tomó impulso, varios miles de hombres y mujeres jóvenes trabajaron para compartir a Jesús con quienes los rodeaban. Sin embargo, con el tiempo, los líderes notaron una falta de profundidad: las conversaciones de conversión eran superficiales y breves, y estaba empezando a infiltrarse la teología del bienestar y la prosperidad.

Así que detuvieron el trabajo, reflexionaron y oraron. Estudiaron buena teología. Luego reiniciaron con voluntarios que estaban más comprometidos con la centralidad del evangelio y con la construcción de relaciones duraderas con aquellos a quienes evangelizan. Eso significa menos “oración del pecador”. Pero también significa más discipulado y, quizás, conversiones más auténticas.

Maneras de orar:

  • Alaba al Señor por los líderes de Chile que están trabajando, no solo en la evangelización, sino también en la enseñanza bíblica profunda y perdurable. 
  • Por los cristianos chilenos, para que continúen desarrollando amistades como una herramienta de evangelización y sirvan a sus congregaciones de una manera comprometida y entusiasta.
  • Para que aquellos atrapados en la teología de la prosperidad escuchen el evangelio y sean liberados de la presión de actuar conforme a falsas enseñanzas.

“Porque Dios no envió a Su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él” (Juan 3:17).


DONAR AHORA

Tu donación a la iniciativa de recursos globales de TGC se destinará directamente al desarrollo y distribución de recursos centrados en el evangelio para la mayoría del mundo. ¡Gracias!

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando