×

Por qué nuestra iglesia mantendrá la transmisión en vivo

Nota del editor: 

Para conocer una perspectiva diferente, lee “Por qué nuestra iglesia desconectará la transmisión en vivo”, por Jim Davis y Skyler Flowers.

Nuestra iglesia mantendrá nuestra transmisión en vivo después del COVID por la misma razón por la que la introdujimos antes del COVID: la adoración en línea es un catalizador para la comunidad cristiana.

Como pastor luterano comprometido con el ministerio de la Palabra y los sacramentos, considero tanto la centralidad de la adoración en persona para la vida cristiana como los temores de que las experiencias de adoración en línea puedan alejar a las personas de estas actividades vitales. Hay algunas cosas que simplemente no puedes hacer en línea.

La tecnología que muchos temen desconectará a las personas de la auténtica comunidad cristiana puede convertirse en un catalizador para que las personas experimenten esa misma comunidad

Sin embargo, en mis siete años de experiencia con la transmisión, tanto como plantador de iglesias de una congregación joven así como pastor de una congregación de 110 años en la actualidad, he descubierto que la tecnología que muchos temían desconectaría a las personas de la auténtica comunidad cristiana puede convertirse en un catalizador para que las personas experimenten esa misma comunidad. Eso incluye, para nuestra iglesia, un aumento de la asistencia en persona.

A lo largo de los años, he visto tres beneficios claves de transmitir la adoración en vivo.

1. Conectando con los desconectados fuera de nuestra comunidad

En la era digital, la gente investiga todo en línea: qué teléfono comprar, qué restaurante probar, incluso qué iglesia visitar. La mayoría de las personas nuevas que asisten a nuestra iglesia en persona han visto hasta tres mensajes antes de cruzar por nuestra puerta. Nuestra transmisión en vivo los hizo sentir cómodos desde un inicio y, cuando finalmente vinieron a nuestra iglesia, sintieron una conexión más profunda debido al tiempo que pasaron conectándose en línea.

Además, en una época en la que todos tienen plataformas personales a través de las redes sociales, las personas se esfuerzan por compartir cosas en línea, ya sean videos divertidos, citas poderosas o incluso el mensaje de su pastor. Cuando las cosas se abren camino en línea, pueden encontrar una nueva vida a través de las personas que comparten el contenido. Esto hace que el mensaje llegue a los lugares menos esperados. ¡En un momento descubrí que nuestros mensajes dominicales se estaban utilizando en una iglesia en casa secreta en China!

Nunca sabes a quién Dios tocará con su mensaje cuando lo publicas en línea. En una cultura que se está volviendo cada vez más poscristiana, ¿es sabio limitar los lugares a través de los cuales compartimos el evangelio?

2. Conectando con los desconectados dentro de nuestra comunidad

En la era digital, la gente investiga todo en línea: qué teléfono comprar, qué restaurante probar, incluso qué iglesia visitar

A menudo escuchamos los argumentos de cómo la transmisión aleja a las personas de la comunidad de la iglesia, pero para algunos, la transmisión en vivo puede ser su única cuerda salvavidas hacia la iglesia. Podemos concentrarnos tanto en los posibles beneficios de asistencia de la adoración en línea que perdemos los beneficios del cuidado espiritual.

La pandemia nos ha dado un nuevo sentido de compasión por aquellos que están encerrados y aislados. De la noche a la mañana, a nuestras congregaciones se les dio una mirada de primera mano a la vida de un encerrado, lo que se siente estar separado del lugar donde se recibe la Palabra y los sacramentos y se experimenta una comunidad cristiana vivificante. La adoración en línea representó una conexión vital con un mensaje y una comunidad de la que dependes en una temporada de incertidumbre.

Cuando introdujimos la transmisión en vivo en un mundo anterior al COVID, las principales respuestas fueron de los hospitalizados y los confinados en casa. Sentirse conectados con la comunidad, aun solo por una hora los domingos, les dio una sensación de gozo en medio de sus pruebas. Esta es una de las principales razones por las que nuestra iglesia siempre será una de las que transmita su servicio: conecta a los que de otra manera estarían desconectados en nuestra comunidad.

3. Fomentando el amor por la adoración reunida a través de la consistencia

La pandemia nos ha dado una mirada de primera mano a la vida de un encerrado, lo que se siente al estar separado del lugar donde recibe la Palabra y los sacramentos

El beneficio final de la transmisión en vivo toca un tema con el que todas las iglesias luchan y se lamentan: la adoración reunida ya no parece ser una prioridad central en la vida de muchos cristianos. Vivimos en una cultura muy móvil en la que la asistencia regular a la iglesia ha disminuido de una vez a la semana a una vez al mes. Las vacaciones, los deportes juveniles y otras prioridades parecen atraer más a las personas de nuestra generación que a las de nuestros padres o abuelos.

En un momento en el que todos están en movimiento, la transmisión de tus servicios en línea puede mantener a las personas conectadas con la serie de enseñanza aun cuando no están allí en persona. Esto crea una nueva consistencia en la enseñanza que reciben. La persona que solo participaba en uno o dos servicios de adoración al mes, ahora participa en los servicios todas las semanas, algunos en persona y otros en línea. La persona que perdió un mensaje ahora puede regresar y ponerse al día.

Al interactuar en línea cuando no están presentes, pueden desarrollar el ritmo y el hábito de escuchar e interactuar con la Palabra. Este compromiso regular con la Palabra predicada crea una mayor hambre por ella.

Ciertamente, existen temores comprensibles de que una opción en línea aleje a las personas de la adoración en persona, la cual es fundamental para la vida cristiana. Pero en nuestra experiencia, ha sucedido lo contrario. La transmisión de la adoración ha sido un catalizador para la conexión en persona con la auténtica comunidad cristiana.

¿Cómo pueden oír?

Recuerdo las palabras de Pablo cuando comparte su deseo de que Dios cambie el corazón de su pueblo:

“¿Cómo, pues, invocarán a Aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en Aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no son enviados? Tal como está escrito: ‘¡Cuan hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio del bien!’” (Romanos 10:14-15).

Este principio me recuerda la importancia de hacer correr la voz por todos los medios posibles. Si se ha abierto el camino para el ministerio en línea, usémoslo para proclamar el evangelio inmutable a nuestro mundo en cambio constante. Cuando la gente se conecta con ese evangelio, aun si es en línea, la obra del Espíritu los conducirá a la comunidad del pueblo de Dios en su iglesia reunida.


Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.
Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando