Los hechos: El Senado de Argentina rechaza el aborto en jornada histórica

En la madrugada del jueves 9 de agosto, el Senado de Argentina decidió rechazar el aborto libre luego de una sesión maratónica. El proyecto que buscaba legalizar el aborto obtuvo 38 votos negativos y 31 a favor.

Desde hace meses se han realizado en el país multitudinarias marchas a favor y en contra del aborto, particularmente desde que, en junio de este año, el proyecto de ley fue aprobado previamente por la Cámara de Diputados de Argentina. Esto dio pie a que el proyecto se debatiera en el Senado.

El aborto en Argentina ya es legal en casos de violación o cuando la vida de la madre peligra. Sin embargo, el nuevo proyecto de ley buscaba legalizar el aborto por cualquier causa, trayendo un nuevo precedente para América Latina (solo Cuba y Uruguay aprueban el aborto así).

Mauricio Macri, presidente de la nación y promotor de este debate en el Senado, afirmó en Facebook: “La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios”.

¿Qué significa esto para los creyentes?

Los creyentes tenemos una buena razón para alegrarnos por la decisión del Senado argentino. Entendemos que toda vida humana es valiosa y debe ser protegida, y por eso podemos dar gracias a Dios por esta victoria a favor de la vida en Argentina.

Sin embargo, debemos estar al tanto de que la agenda a favor del aborto buscará nuevas formas de continuar avanzando. Como afirmó el politólogo Agustín Laje, una de las voces argentinas de oposición al aborto más conocidas: “Ha nacido en la Argentina un movimiento social provida. Nuestra victoria es histórica. Pero ganamos apenas una batalla. Hoy festejemos, pero mañana volvamos a trabajar por la vida. La próxima nadie nos sorprenderá durmiendo: nuestra lucha recién comienza”.

De hecho, esta es solo la primera vez que el proyecto de ley a favor del aborto logra llegar a estas instancias a pesar de la oposición de los políticos y grupos provida. Es de esperarse que los grupos a pro-aborto vuelvan a insistir y pedir un proyecto de ley similar al rechazado hoy.

Debido a la realidad de nuestro mundo caído, los creyentes necesitamos seguir entendiendo y enseñando la realidad detrás del aborto, mientras presentamos al mundo la esperanza que solo el evangelio puede darnos. No debemos olvidar que la lucha a favor de la vida incluye mostrar la luz de Cristo de muchas maneras (cuidando al huérfano, mostrando compasión a los extranjeros, amando a las personas de la tercera edad, etc).

Hagamos todo esto mientras tenemos la mirada puesta en el día en que estos temas no tendrán que debatirse más porque nuestro Rey soberano estará aquí con nosotros.


Imagen: El Espectador.
Compartir
CARGAR MÁS
Cargando