Lo que estoy leyendo: Hablando de libros con Will Graham

En “Lo que estoy leyendo…” podremos conocer un poco más sobre los hábitos de lectura y libros favoritos de miembros del Consejo Pastoral de Coalición por el Evangelio y otros pastores y líderes del pueblo de Dios. En esta ocasión, conversamos con Will Graham, quien sirve como predicador itinerante en España y es profesor de Pneumatología, Apologética y Teología contemporánea en la Facultad de Teología (Córdoba).
Otras entradas en la serie: Sugel MichelénJosé MercadoPatricia SaladínRafael AlcántaraDavid SillsSamuel MastersHanibal RodríguezAndrés BirchJuan SánchezGreg TravisOtto SánchezMatthew HallJustin Burkholder, Catherine Scheraldi.

1. ¿Qué está leyendo ahora mismo (dentro y fuera de la Biblia)?

Dentro de la Biblia estoy muy metido con el estudio exegético de la primera epístola de Pedro. Llevamos nueve meses exponiendo la carta en mi preciosa iglesia local y estamos empezando el tercer capítulo sobre el papel de una esposa cristiana.

Con respecto a nuestro tiempo devocional, mi esposa y yo estamos leyendo Levítico, Salmos, y Hebreos.

Fuera de la Biblia, estoy acabando las exposiciones de Martyn Lloyd-Jones sobre Romanos que mi esposa me regaló en la Navidad del 2015. ¡Oh, mujer virtuosa! Son catorce tomos y tienen más de cinco mil folios. Son un auténtico banquete espiritual y doctrinal.

El último libro que acabé fue el manifiesto de la Reforma protestante, a saber, “La voluntad determinada” (1525) de Martín Lutero, tal vez su obra más importante. Es un tomo denso; pero el poder argumentativo de Lutero es asombroso. Todos los ministros protestantes harían bien en leerlo por lo menos una vez. Lo leí por primera vez en el 2009 y el libro sigue siendo tan potente como siempre.

2. ¿Qué libro está deseando leer pronto?

He comprado la biografía oficial de Martyn Lloyd-Jones, escrito por el historiador evangélico Iain Murray. Son dos tomos grandes y espero empezar a leerlos cuando tenga un rato libre. Se nota que me encanta Lloyd-Jones, ¿cierto?

3. ¿Cómo es que la lectura ha sido importante en su ministerio como predicador?

La lectura es una cuestión de vida o de muerte para el predicador. Por medio de la lectura de libros sanos, el Señor ha ido puliendo muchas ideas erróneas que tenía en cuanto a su Palabra.

Gracias al Señor, cuando era recién convertido, un buen amigo me aconsejó a que leyera a los puritanos y la verdad es que su pasión por la Palabra de Dios y la búsqueda de Dios me entusiasmó mucho. El Señor usó a aquellos gigantes de la fe para corregirme y para enseñarme cómo explicar y aplicar las verdades bíblicas de manera pastoral a los corazones del rebaño de Dios. Hasta el día de hoy, mi puritano favorito sigue siendo Thomas Watson.

Además de los escritos puritanos, los credos y las grandes confesiones de fe protestantes han sido de mucha ayuda en articular una teología fiel a la Biblia. Pienso en el Catecismo de Heidelberg, la Confesión belga, y el Catecismo de Westminster (entre otros). Son auténticas joyas.

Si no fuese por la lectura, ¿quién sabe qué clase de boberías estaría predicando hoy al subir al púlpito?

4. ¿Prefiere leer en formato físico o digital? ¿Por qué?

Esta pregunta es muy fácil. Prefiero leer en formato físico. Me encanta sacar un bolígrafo a la hora de leer e ir subrayando las cosas que me van llamado el interés. Hago estrellas, apuntes, y dibujos en las hojas. Me gusta que el libro sea mío. El formato digital me parece más impersonal. No cambiaría mis libros físicos por nada en el mundo. Son mi tesoro.

5. ¿Podría recomendar 3 recursos para alguien que esté buscando aprender más sobre el Espíritu Santo?

Hay muchos libros muy buenos sobre el tema del Espíritu Santo.

Andrés Birch, nuestro querido hermano de Coalición por el Evangelio y pastor evangélico en Mallorca, sacó un libro el año pasado llamado “Hablemos del Espíritu Santo” que es un tomo bastante pequeño pero repleto de verdades bíblicas. Está publicado por la casa editorial Peregrino en Ciudad Real (España). Es barato y muy fácil de leer.

Un segundo libro sería el tomo de Martyn Lloyd-Jones llamado “Dios el Espíritu Santo”. ¿Cómo no? Se divide en 25 capítulos que hablan de muchos temas, como la persona del Espíritu, su divinidad, su obra en la creación, su obra en la redención, los dones que nos da, etc. Es fascinante.

El tercero para los que dominan el inglés sería The Holy Spirit: His Gifts and Power” [El Espíritu Santo: Sus dones y poder] del príncipe de los puritanos, John Owen. Es mi libro preferido sobre el Espíritu, pero no creo que se haya traducido al castellano todavía.

6. ¿Qué estrategias sugeriría para alguien que desea crecer en el hábito de la lectura pero tiene mucha dificultad para concentrarse?

Antes que nada, que apague el móvil y la computadora y que los deje en otra habitación. Si consigue hacer esto, un noventa por ciento de la batalla ya está ganada.

Luego sería cuestión de buscar un sitio tranquilo, espacioso donde puede sentarse tranquilamente para leer y tomar apuntes. Si le cuesta concentrarse, es una buena idea comprar un cuaderno y cada vez que se topa con alguna frase interesante, que la apunte. Y si hay cosas que no entiende, podría apuntarlas y luego preguntar a un hermano mayor en la fe. Es importante interactuar con el contenido del libro para no aburrirse.

Que ore al Señor antes de leer y después de leer. Y que disfrute de la gran aventura de la lectura.

Compartir
CARGAR MÁS
Cargando