×

“Miren cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía.” Salmos‬ ‭133:1‬ ‭

Éste es un pequeño, pero muy conocido capítulo, que nos habla de la realidad de nuestra necesidad de relaciones y de la bendición en la provisión de Dios para nosotros a través de la comunidad de fe.

Primero nos muestra que es algo bueno y un regalo de Dios cuando una comunidad experimenta armonía (vs. 1).

Luego vemos que habla del ministerio de Aaron como sacerdote y nos recuerda la provisión espiritual de Dios a una comunidad así (vs. 2). Es claro en el versículo que tiene una procedencia divina, que “desciende” de arriba.

No sólo eso, también hay una provisión de Dios que es material y para nuestras necesidades físicas (vs. 3). Es una bendición cuando las dinámicas del reino de “unos a otros” ayudan a suplir prácticamente para las necesidades de los miembros del grupo.

Y en tercer lugar, vemos también la provisión redentora (vs. 3) a la que apunta este versículo y que vendría ser cumplida en la obra de Cristo en la cruz del calvario.

Entonces al leer este pasaje podemos decir que si venimos juntos como comunidad de hermanos en la fe, trabajamos en la unidad, y el estar juntos en armonía, entonces el Señor derramará bendiciones espirituales en nuestro medio, aún bendiciones materiales al cuidar los unos de los otros. Especialmente la bendición espiritual e impacto eterno para personas que puedan venir a nuestro medio y experimentar transformación profunda y eterna en sus vidas. Debemos buscar esto pues honra a Dios y Él bendice este esfuerzo.

Sin embargo, al mirar más detalladamente podemos ver que apunta a la realidad de que cuando viene una persona de afuera y ve una comunidad unida, en armonía, experimentando bendición material, y espiritual; tiene que reconocer que hay algo sobrenatural en eso.

Y es que es importante trabajar en la unidad pero reconociendo que solo Dios puede hacer una obra tan profunda de transformación e impacto eterno en nuestras vidas “para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.” (2 Cor. 5:14-15). Es un resultado de la obra de Cristo en la cruz del calvario en nuestro favor, y de sus implicaciones prácticas y funcionales para nosotros.

“Los secretos de su corazón quedarán al descubierto, y él se postrará y adorará a Dios, declarando que en verdad Dios está entre ustedes.” (1 Cor.‬ ‭14:25). ‬‬

Piensa en esto y encuentra tu descanso en Él.

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando