×

“Porque cierto platero que se llamaba Demetrio, que labraba templecillos de plata de Diana (Artemisa) y producía no pocas ganancias a los artífices,”
‭‭Hechos‬ ‭19:24‬ ‭NBLH‬‬

Así como hemos hablado de nosotros también, como en las culturas de la antigüedad, estar muchas veces dispuestos aún a, en cierto sentido, sacrificar nuestros hijos para mantener contentos a nuestros dioses -en nuestro caso, un poco más sofisticados, los de las riquezas, la comodidad y seguridad. Así también nosotros tenemos muchas veces, como en esas culturas antiguas, nuestros amuletos. 

Eran para ellos herramientas mágicas para tratar de manejar y manipular su destino en este mundo difícil. Interesantemente otra vez, así nosotros, tenemos herramientas, mecanismos y tecnologías “mágicas” en las que confiamos y para que nos ayuden a manejar el stress de la vida. 

No que esas tecnologías de hoy sean necesariamente malas en sí mismas; pero más bien que confiamos demasiado en ellas. Confiamos que nos salven de ser rechazados, desvalorizados o nos den, una especie de “buena suerte”. 

Aún en el área espiritual, muchas veces buscamos técnicas para estar en buenos términos con Dios. Que nos vea con agrado y para que cumpla nuestros propósitos.

Otra veces inclusive podemos tratar la Biblia de esa manera poniéndola, por ejemplo, debajo de nuestra amohada para poder dormir mejor o buscando abrirla donde caiga y para que mágicamente Dios hable a nuestra vida. 

Dios usará de cada situación especialmente en momentos de desesperación, pero las Buenas Noticias para ti y para mí son que no necesitamos tratar de manipular y controlar la vida a través de nuestras tecnologías y para que Dios se acuerde de nosotros e intervenga en nuestro favor. 

Cristo ya ganó todo por nosotros el favor de Dios una vez y para siempre en esa cruz del calvario!!

Piensa en esto y encuentra tu descanso en El.


Imagen tomada de Lightstock

Recibe cada día los artículos, podcasts, y vídeos más recientes.
CARGAR MÁS
Cargando