×

La doctrina de la Trinidad es esencial en la fe cristiana. Aunque se trata de un gran misterio en nuestra fe, somos llamados a buscar profundizar en lo que Dios ha revelado sobre Él en su Palabra.

Pensando en eso, aquí compartimos contigo algunos recursos sobre esta enseñanza bíblica:

Coalición Radio: La Trinidad, por Jairo Namnún y Steven Morales.

“‘Si tratas de entenderla, perderás tu mente; Si tratas de negarla, perderás tu alma’. Esta frase famosa muestra la profunda realidad de que la naturaleza y esencia del Dios trino es superior a lo que nosotros podemos comprender. El problema de la frase es que ¡debemos tratar de entender a Dios! Ese el llamado de la Escritura”.

10 cosas que debes saber sobre la Trinidad, por Patricia Namnún.

“La Trinidad no implica tres maneras distintas de ver a Dios: la Biblia misma indica que el Padre, el Hijo y el Espíritu son tres personas distintas (Juan 3:16, Juan 16:10, Hechos 2:33). Una de las mejores evidencias de que son tres distintas personas son los diálogos continuos que el Padre tenía con el Hijo mientras este estaba en la tierra (Mateo 3:17, Juan 5:19; 11:41-42)”.

Sin la Trinidad no hay amor, por Jared Wilson.

“Piense en esto: Un dios solitario no puede ser amor. Puede aprender a amar. Puede anhelar amor. Pero no puede en sí mismo ser amor, porque el amor requiere un objeto. El verdadero amor requiere relación. En la doctrina de la Trinidad vemos, finalmente, cómo el amor es parte de la estructura de la creación; es esencial para el eterno Creador que no necesita nada. Desde la eternidad pasada, el Padre, el Hijo y el Espíritu han estado en comunidad, en relación. Se han amado entre sí. Esa relación de amor está ligada a la naturaleza misma del propio Dios”.

Tres puntos centrales acerca de la Trinidad, por Emanuel Elizondo.

“Desde el libro de Génesis, capítulo uno, ya vemos esta doctrina. El primer versículo menciona a Dios. El segundo, al Espíritu. Y en el tercero, se menciona la palabra “dijo”, que es en hebreo ’amar y en griego lego (o logos en sustantivo [en la Septuaginta]). Podemos argumentar que Jesucristo —quien es el logos, la Palabra de Dios mediante la cual el universo fue creado— está presente en ese versículo tres”.

¿Qué significa que Dios murió en la cruz?, por Fred Sanders.

“Dios no tomó el camino fácil, ni nos salvó sin ser tocado por la profundidad del sufrimiento humano. Podemos estar seguros de que el Todopoderoso llegó a los extremos para rescatarnos”.

¿Cómo puede Dios ser uno y tres a la misma vez?, por Steven Morales.

“Decir que Dios por la eternidad ha sido y continúa siendo un Dios y tres personas no quiebra la ley de no-contradicción. Decir que Dios es un Dios y tres Dioses sí sería una contradicción. Decir que Dios es una persona y tres personas también es una contradicción. Pero decir que Dios es un Dios y tres personas es una cosa completamente distinta”.

¿Era Jesús una especie de Superman?, por Sugel Michelén.

“Jesús tenía como Hombre las mismas limitaciones que todo hombre tiene. Él no podía volar, ni tenía un súper oído, ni un súper aliento, ni una piel impenetrable (como quedó claramente evidenciado en la cruz del calvario). Su cuerpo humano estuvo sujeto a las mismas leyes de crecimiento que el tuyo. Jesús tenía que comer, beber y descansar igual que todos nosotros. Pero al mismo tiempo era la segunda Persona de la Trinidad, con todos los atributos y capacidades que hacen que Dios sea Dios. Dos naturalezas en una misma persona, la divina y la humana, interactuando juntas, pero sin mezclarse una con la otra y sin modificarse entre sí”.

Para aprender mucho más, te animamos a navegar en nuestro contenido con ayuda del buscador.


Imagen: Lightstock.
CARGAR MÁS
Cargando