7 recursos recomendados para esposas de pastores

Ser esposa de pastor es un gran privilegio para muchas mujeres, al mismo tiempo que es una gran responsabilidad con diversos retos.

Pensando en eso, aquí tienes algunos recursos que pueden ser de ayuda especial para ti y otras hermanas en la fe:

El privilegio de la esposa del pastor, por Tim Challies.

“La esposa del pastor tiene un llamado único, y uno que viene con retos particulares. Pero también es uno que viene con privilegios considerables. Así que, esposas de pastores, las honramos, y damos gracias a Dios por los privilegios de los que disfrutan”.

Esposa de un plantador de iglesias, por Liliana Llámbes.

“Mi amada hermana: si tu esposo es llamado al ministerio y a plantar iglesias, prepárate espiritualmente para soportar los embates del enemigo. Recuerda que los ministerios son probados por Dios y tentados por el enemigo, quien tratará de desenfocarnos de los propósitos de Dios para nuestras vidas”.

Mi esposo es pastor: ¿por qué no soy pastora?, por Charbela Salcedo, Jeaniny Martínez, y Catherine Núñez.

“¿Por qué no soy pastora? Porque la Palabra de Dios no me da permiso para eso. Cada vez que la Biblia presenta el rol del pastor, vemos el rol de un hombre cumpliendo con la posición”.

10 tentaciones que enfrenta una esposa de un pastor, por Aaron Menikoff.

“Muchas de las siguientes tentaciones son comunes en todos los cristianos, pero yo las he escrito pensando en las esposas de los ancianos. Mi propósito es animar a estas mujeres a perseverar e informar las oraciones de las congregaciones que las aman”.

Batallando con el desaliento como esposa de pastor, Amie Patrick.

“Varios años atrás experimenté la aparición repentina de un gran desaliento. Me sorprendió y me asustó el hecho de que, a pesar de mis mejores intentos, no pude deshacerme de él por mis propios medios. No hubo forma. Una serie de circunstancias y relaciones difíciles hicieron que me sintiera perdida y sin esperanza en la iglesia en la que habíamos invertido tantos esfuerzos desde su plantación”.

3 maneras en las que participo en el estudio del pastor, por Megan Hill.

“Cuando, a través de la oración y el ministerio de la Palabra, mi hermano crece en su amor por Cristo, cuando él ve de una manera fresca la gloria del Evangelio, cuando se encuentra conmovido por las Escrituras a una mayor devoción, cuando mata el pecado y busca la santidad, cuando tiene más del Espíritu, entonces tengo parte en su gozo”.

Mujeres enseñando a mujeres, por Viola Núñez, Patricia Namnún, y Charbela Salcedo.

“No podemos dar de aquello que no tenemos. Si nosotras no estamos llenas de la Palabra, si nosotras de manera personal no nos alimentamos con la fuente de toda sabiduría, nosotras vamos a estar dando sabiduría humana. Y lo que tiene el poder de transformar es la Palabra de Dios”.

Para aprender mucho más, te animamos a navegar en nuestro contenido con ayuda del buscador.


Imagen: Lightstock.
CARGAR MÁS
Cargando